La asombrosa razón por la que su mejor amiga se rapa la cabeza antes de su propia boda

​"Sólo es pelo".

Lo más popular

Cuando Gina Helton se cambió a un nuevo colegio siendo niña, estaba destrozada. Lloraba cada día y sólo deseaba volver a su antiguo entorno donde todo era familiar para ella, donde estaban sus amigos y, en definitiva, volver al lugar al que ella sentía pertenecer. Pero esto cambió cuando conoció a Alycia Kuberski.

Kuberski y un pequeño grupo formado por otras chicas de su nuevo cole, la escuela católica St. Joseph Catholic en DeWitt, en Iowa, intentaron que Gina se sintiera mejor en su nuevo sitio haciendo una cariñosa tarjeta de bienvenida para ella. El resto ya es historia porque desde aquel momento se volvieron inseparables.

Publicidad

En otoño de 2014 diagnosticaron a Gina la rara enfermedad de Cushing, que estaba causada por un tumor ectópico en su pulmón. Aunque en la mayoría de los casos los tumores que provocan esta enfermedad son benignos, el de ella resultó ser cancerígeno. En enero de 2015 los médicos decidieron operarla para retirarle el pulmón afectado al completo y lo que encontraron en la intervención fue desgarrador: el cáncer se había extendido a sus ganglios linfáticos. En abril de 2015 comenzó con la quimioterapia para plantar cara al peor enemigo.

Lo más popular

A medida que pasaban las semanas, su pelo empezó a caerse a mechones y Gina decidió tomar el control sobre su cuerpo celebrando una peculiar fiesta de afeitado de cabeza con sus familiares más cercanos.

Cuando Alycia llegó a la fiesta, empezó a hacer a su amiga todo tipo de preguntas y finalmente le dijo: " Yo también voy a afeitarme la cabeza".

"No, tú no no" Gina le contestó. "Te casas en 3 meses, así que ni en broma."

A lo que su mejor amiga le contestó: "Es sólo pelo. Nada comparado a lo que tú pasas".

Así que Alycia se sentó junto a su mejor amiga y se preparó para raparse también la cabeza. Mientras la madre de Gina la afeitaba, su propia hermana hacia lo propio con Alycia.

Gina declaró a WomansDay.com, "Ella me ayudó a convertir lo que pudo haber sido un acto devastador en algo maravilloso. Yo había comprado una peluca para mí y no tenía ninguna para ella. Y sin embargo, me hizo ver que estando calva también se puede estar guapa".

Sorprendentemente, Gina está libre de cáncer y curada de la enfermedad de Cushing desde que terminara su tratamiento en agosto de 2015. Desde su experiencia, Gina anima a todos los que sufren esta terrible enfermedad a no darse nunca por vencidos y como creyente pide a Dios que dé a esas personas amigos para ayudarle como Alycia hizo con ella.

Vía Woman'sDay.

More from Diez Minutos: