Manzana, la fruta de la salud

Junto a las naranjas, es la fruta favorita de los españoles, un clásico en la despensa lleno de propiedades saludables que, además, ayuda al control del apetito entre horas. ¡Perfecta!

Lo más popular

La manzana es uno de los frutos más populares y disponibles todo el año, considerada además la fruta de la salud, por sus numerosas propiedades saludables:

•Es altamente hidratante, aporta más de 30 sustancias minerales y microelementos.

•Es muy útil para la digestión, ya que es rica en fibra, favorece la eliminación de sustancias tóxicas y la disminución del colesterol.

•En su contenido vitamínico, además de las vitaminas A, B1, B2, B6, destaca la vitamina C y la E, antioxidantes.

Publicidad

•Contribuye a la prevención de enfermedades cardiovasculares, alzheimer y cáncer y regula el tránsito intestinal.

Además, tiene muy poco aporte calórico (46 cal. por cada 100 gramos y 0% material grasa), por lo que es un gran aliado en quienes cuidan su línea y su salud. Las carnes, sobre todo las de cerdo y las rojas, de sabores más intensos, como la ternera o el buey, encuentran en la manzana una guarnición ligera y con un contraste de sabores muy interesante.
Propiedades amatorias
Las propiedades de la manzana van más allá de las saludables. Pocos conocen las cualidades amatorias del fruto prohibido, el símbolo de la tentación.

Lo más popular

Un organismo enamorado fabrica dopamina, un neurotransmisor que ejerce de estimulante natural y que proporciona sensación de plenitud, placer y euforia. La piel de la manzana contiene una elevada concentración de quercitina, un antioxidante que contribuye a aumentar los niveles de dopamina y ayuda a sentirse bien. Además, la dopamina también aumenta el nivel de testosterona, lo que se traduce en un mayor deseo sexual.

Otra hormona para despertar la libido son los estrógenos, que en épocas de la vida, como la menopausia, dejan de producirse. En esta época se pueden suplir con manzanas, que aportan fitoestrógenos, similares a estas hormonas.

Además, la vitamina B y sus hidratos de carbono complejos liberan energía ¡para estar activos!

Claves para escogerlas

•Observa el tono de la fruta.

•Evita las que tengan arrugas o manchas, excepto en casos como la Fuji o Reineta, que deben estar distribuidas por toda la piel uniformemente.

•Evita frutas con golpes.

•Aprieta el centro de la manzana; si está en su momento óptimo de maduración, ofrecerá resistencia a hundirse y la piel sólo se arrugará ligeramente.

•El cáliz, la parte inferior, debe ser ancho.

•Escoge piezas con el rabillo ya que al perderlo se acelera la maduración.

Cómo conservarlas

Una manzana comprada en buenas condiciones y con algunos trucos de conservación puede durarte entre cuatro y seis semanas.

•En casa puedes conservar las manzanas a temperatura ambiente, pero si quieres alargar su vida, guárdalas en la nevera en una bolsa abierta para que no consuman todo el oxígeno, perdiendo su sabor y nutrientes. Además, un truco para ralentizar todavía más su maduración es rociarlas con agua semanalmente.

•Tampoco es aconsejable almacenarlas junto a frutas de vida más corta, como plátanos, peras o melocotones, porque podrían deteriorarse más fácilmente. Podemos aprovechar este truco cuando lo que busquemos sea precisamente el efecto contrario: madurar las piezas más rápidamente.

•Separa las manzanas mayores de las más jóvenes y retira las que estén en mal estado para que no avance la maduración.

•¿Sabías que la manzana puede congelarse hasta seis meses? Conviene hacerlo con la pieza partida en porciones. Esta práctica puede ser un buen recurso para animar a comer fruta a los más perezosos o despertar el interés de los niños. Deja preparadas bolsitas con raciones individuales.

Milhojas de manzana

Ingredientes para 2 personas

• 2 manzanas Golden Val Venosta

• 40 g de chocolate fondant

• 25 g de azúcar de caña

• 15 g de mantequilla

• 1 cucharada de azúcar en polvo

• 1 chorrito de licor de amaretto

• avellanas trituradas

• 1/2 paquete de galletas

Preparación

1. Engrasar con mantequilla un molde. Cortar las manzanas peladas en rodajas finas. Triturar las galletas hasta convertirlas en polvo y añadir amaretto al gusto.

2. Rallar el chocolate. Poner una capa de manzana, cubrir con una de galletas, espolvorear con azúcar y chocolate. Distribuir parte de la mantequilla y avellanas. 

3. Intercalar capas hasta acabar los ingredientes y finalizar con chocolate rallado con un poco de mantequilla. Espolvorear con azúcar en polvo y avellanas.

4. Hornear 20 minutos a 180º y servir templado.