Mil y una formas de saborear la Torta del Casar

Este queso procedente de Cáceres se ha convertido en una auténtica delicatessen al alcance de todos, perfecto para aperitivos o comidas o combinando con dulce o salado.

Cuando antiguamente el queso elaborado por los pastores en El Casar (Cáceres) estaba tan denostado que ni siquiera se podía poner a la venta nadie podía imaginar que hoy sería un producto gourmet, que ha enamorado a los paladares más exquisitos, y es perfecto para cualquier ocasión por sus especiales cualidades y por combinar perfectamente con muchos alimentos.

La Torta del Casar es un queso completamente natural, procedente de la leche de oveja, y madurado durante más de dos meses. De corteza ligera, destaca por su textura altamente cremosa. Para disfrutar al máximo de su textura y sabor, su degustación debe realizarse a 21 grados aproximadamente. Para ello, es preferible no guardarlo en la nevera, sino en una despensa, pero si no tienes espacio, sácalo una hora antes de ir a consumirlo.

Publicidad

Un buen vino o un cava maridan a la perfección con este queso, que puede servirse tanto de aperitivo como de comida. Combina con carnes, pescados, pastas, salsas, incluso en postres. Además, una vez consumido puedes seguir disfrutándolo como si se tratase de una pequeña cacerola. Rellénala con tus ingredientes favoritos, como carne y/o verduras troceadas y hornéalas hasta que se fundan. Te quedará un plato estupendo.

¿Ya se te está haciendo la boca agua pensando en el rico bocado que vas a tomar? Encontrarás las mejores marcas como La Cobija o Hermanos Pajuelo en El Corte Inglés.