Clementinas, la dulzura más saludable

Es una de las frutas por excelencia de la temporada: dulces, fáciles de pelar, deliciosas para toda la familia y ricas en vitamina C, perfectas para reforzar nuestro sistema inmunológico ante los virus del invierno.

Lo más popular

Las clementinas son todo beneficios: son ricas en fibra, contienen vitaminas B y C y minerales, son broncodilatadoras y antiinflamatorias, ayudan a la digestión, combaten las infecciones de garganta y las cardiovasculares y son diuréticas. Pobres en sodio, son muy apropiadas para quienes sufren hipertensión arterial y/o afecciones cardíacas.

Además de sus propiedades, es una fruta perfecta para toda la familia, fácil de pelar y que encanta a los niños ya que es muy dulce y jugosa. Con las clementinas, podrás darles fruta y hacerse que se beneficien de todas sus propiedades de la forma más deliciosa.

Publicidad

Por otro lado, al ser muy ricas en agua, son hipocalóricas y se pueden adaptar a cualquier dieta, dándole al organismo una gran cantidad de nutrientes sin apenas calorías.

Lo más popular

Si ya tienes claro las saludables propiedades de las clementinas, te animamos a hacer un dulce que encantará a toda la familia. Para hacerlo, adquiere las clementinas más sabrosas en el Supermercado de El Corte Inglés.

Semifrío de chocolate con clementinas

Dificultad media. Listo en 1 hora y 20 minutos.

510 kcal. por persona

Para 4 personas

Ingredientes

Mousse: 220 gr de chocolate negro, 100 ml de nata para cocinar, 60% de cacao, 200 gr de nata montada.

Bizcocho: 85 gr de cobertura de chocolate, 75 gr de mantequilla, 85 gr de azúcar, 5 gr de cacao en polvo, 4 yemas, 4 claras montadas.

Almíbar: 200 ml de agua, 100 gr de azúcar, 50 ml de Lícor 43.

Para decorar: 2 clementinas en gajos, 200 gr de miel.

Elaboración

Batimos la mantequilla con el azúcar. Agregamos el cacao. Añadimos las yemas y las claras, fundimos el chocolate al baño María e incorporamos. Forramos un molde y vertemos la masa. Introducimos en el horno a 180º 25 minutos.

Sacamos, enfriamos, desmoldamos y cortamos en porciones. Troceamos el chocolate y fundimos al baño María con la nata. Mezclamos en frío con la nata montada y reservamos.

Calentamos los ingredientes del almíbar y cuando llegue a ebullición, apartamos y enfriamos.

Colocamos los discos de bizcocho en los aros, empapamos con almíbar, rellenamos con la mousse y congelamos. Desmoldamos, cubrimos con gajos de clementina y salseamos con miel.