6 curiosidades sobre alimentos verdes que te ayudarán a comerlos con más ganas

Toma nota de estas claves para sacar el máximo provecho a productos frescos y sanos.

Lo más popular

Cocinar espinacas congeladas

Las espinacas son una de las verduras que más se consumen congeladas. En ese caso, hay que saber que necesitan sólo una tercera parte del tiempo de cocción con respecto a las frescas y que se hacen con poca agua.

La lechuga, cuanto más verde, mejor

La lechuga y la escarola son más ricas en sales minerales y en vitaminas cuanto más intenso sea el color verde de sus hojas. Según esto, las partes blancas, normalmente las preferidas, son mucho menos nutritivas.

Publicidad

¿Es el pepino indigesto?

Para que no lo sea, corta un trozo de pepino de tres centímetros desde uno de los extremos y frotar la piel del pepino con la parte seccionada. Si se repite la operación con el otro extremo, al cabo de 15 ó 20 segundos se observará que aparece una espuma blanca. Dejarlo entonces reposar durante dos minutos y el pepino estará listo para pelar y comer sin que te siente mal.

Caja de verduras, alimentos sanos y naturales.
Lo más popular

¿Cuáles son los mejores espárragos?


Los mejores, en cualquier caso, son cortos y gruesos, y tienen que tener las puntas rosadas.

Agua con lejía para comer la lechuga

Antes de comer lechuga, conviene 
 sumergirla durante dos horas en agua con una cucharadita de lejía. Después, hay que enjuagarla varias veces hasta que pierda el olor a cloro. Si se cuece pierde las vitaminas y las sales minerales.

La coliflor, más suave hirviéndola con pan


Si se quiere suavizar el fuerte sabor de la coliflor, hay que hervirla con un trozo de pan envuelto en un retal de tela fina. Además, con este truco se evitará el desagradable olor que desprende por la casa esta verdura al cocerla.