Trucos y consejos para el hogar

Las mejores ideas para tu casa.

Rincón de juegos
La parte de arriba de una sencilla cómoda puede convertirse en un divertido guiñol para la habitación de tus hijos.

Fruta en los muebles
Las manchas de fruta en los muebles de madera salen con facilidad si haces una mezcla con un poco de aceite y sal y frotas con la ayuda de un trapo. Otro remedio muy efectivo consiste en limpiar la zona con alcohol de quemar.
 

Limpieza de los zapatos de ante
Cuando se te manchen de polvo, límpialos con una bayeta de cocina muy escurrida y sin frotar demasiado. Si ves que han perdido parte de su pelillo, lo mejor es que los raspes cuidadosamente con una lija muy fina. Recuerda, eso sí, hacerlo siempre en la misma dirección.

Publicidad

Bañadores como nuevos
Enjuágalos primero bajo el agua corriente para eliminar la sal del mar o el cloro de la piscina. Luego lávalos con detergente para prendas delicadas. Nunca los frotes ni los aprietes demasiado para escurrirlos. Y a la hora de tenderlos, ponlos a la sombra y con cuidado para que las pinzas no dejen marcas.

Tartera sin grasa ni olores
Para eliminar restos y olores, déjala unos quince minutos a remojo con agua caliente y un chorrito de lavavajillas. Después, enjabónala con el mínimo de agua posible, friega y aclara con agua caliente.

Lo más popular

Agua bien aprovechada
Tras el riego, el agua que van soltando los tiestos contiene muchos nutrientes. En verano, al regarlas más frecuentemente, pierden más nutrientes. Para que los recuperen, coloca platos bajo las macetas y vuelve a echar el agua que pierdan.

Esquejes de verano
Esta época del año resulta el momento perfecto para sacar esquejes de las adelfas, los geranios o las fucsias... Pero hazlo en momentos del día en los que haga menos calor. También puedes hacer lo mismo con las matas que ya hayan florecido.

Si necesitas sólo unas gotas de limón, no lo partas. Es mejor que lo pinches con un tenedor y que lo aprietes para que salga el zumo que necesites. Así, podrás volver a usarlo cuando te haga falta más.

Para ablandar una carne déjala macerar un par de horas en leche o yogur. Si se trata de pollo, lograrás que esté más tierno si lo rocías con zumo de limón.