Un despacho improvisado

Un pequeño rincón puede servirte para crear un agradable despacho. Además, ten en cuenta los siguientes trucos para tener su hogar impecable.

Un rincón de trabajo
Crea tu pequeña oficina en el salón detrás del sofá con una mesa estrecha y una silla del mismo tono para que no destaque.

Acaba con la cal
La cal se acumula en los azulejos y van perdiendo su brillo. Para que estén impecables, calienta una mezcla de vinagre de vino tinto con sal y friega toda la zona. Deja que actúe quince minutos y luego acláralos bien. Quedarán perfectos
 

Publicidad

Limpieza de las perlas
Evita sumergirlas en agua. Lo mejor es humedecer un paño de algodón en agua con jabón neutro y frotarlas con él. Luego pasa otro trapo para secar y abrillantar la pieza.

Cazadora bien cuidada
Puedes limpiar una prenda de cuero con un algodón o esponja suave ligeramente humedecida con jabón neutro. Seca con una tela suave y después aplica un poco de crema hidratante. Antes de usarla, ponla en una percha y deja que se seque por completo.

Lo más popular

Tablas de madera desinfectadas
Para eliminar bacterias y suciedad que se acumulan en las tablas de cortar, humedécelas con zumo de limón. Deja que penetre bien varias horas y luego lávalas y sécalas antes de volver a usarlas.

Plátanos más duraderos
No separes los plátanos del ramillete en el que vienen unidos y, además, protege esta parte envolviéndola con un trozo de film transparente. Retíralo y cámbialo cada
vez que quieras consumir uno.

Salsa rosa casera
Mezcla mahonesa y ketchup –en una proporción de un cuarto de ketchup respecto a la cantidad que eches de mahonesa– y añade le zumo de medio limón y de media naranja.