Un cabecero original y a medida

Convierte tu dormitorio en una estancia muy original con una foto a modo de cabecero. De paso, descubre cómo tener tu casa limpia y los trucos más efectivos para cocinar.

Un cabecero muy original
Elige la foto que más te guste o tu paisaje preferido. Si lo amplías a gran tamaño, puede servir como cabecero.

Cacerolas de aluminio
Con el tiempo, van presentando un aspecto mate y grisáceo. Para que vuelvan a brillar, hierve en ellas unas cuantas cáscaras de manzana –echa bastantes para que sea efectivo–. Por fuera, frota con un trapo mojado en ginebra.
 

Cesto de la ropa
Para evitar que la ropa vaya cogiendo olor y se desprenda un desagradable aroma, echa en el cesto un poquito de bicarbonato de sodio para repelerlo y absorber la humedad.

Publicidad

Alfombras que se levantan
Evitarás que las esquinas de las alfombras se levanten si pones encima un paño húmedo y colocas un peso encima. Deja que actúe durante unas horas y volverá a quedar perfecta.

Microondas con buen olor
Eliminar el mal olor del microondas después de cocinar pescado o verdura resulta muy difícil, pero lo conseguirás si pones a calentar un recipiente con agua, el zumo de un limón y un par de cucharaditas de canela en polvo.

Huevos fritos que no saltan
Sácalos del frigorífico un rato antes. Si no lo haces así, saltarán en cuanto lo eches en el aceite caliente.

Verdura bien cocida
Echa la verdura a cocer cuando el agua ya esté caliente, así necesitarás menos tiempo para que esté tierna y perderá menos vitaminas. Nada más hervirla, pásala por agua muy fría para que quede en su punto.