Trucos e ideas para el hogar

Preparar un minicomedor: Con una mesa abatible y unas sillas plegables podrás montar un comedor en cualquier rincón

Fregadero que amarillea
Cuando un fregadero esmaltado en blanco comience a amarillear, prueba a limpiarlo con lejía. Lo mejor es que lo dejes lleno de agua con bastante lejía durante varias horas o incluso toda la noche si es necesario. Recuperará su color.

Cacerolas de arcilla
Es posible que a las cazuelas de arcilla, perfectas para hacer paella, les salga moho si llevas un tiempo sin utilizarlas. Para limpiarlas,
lo mejor es utilizar vinagre muy
caliente algo rebajado con agua.

Publicidad

Libros sin polvo
Para limpiar los libros que están en las estanterías, utiliza asiduamente un plumero para retirar el polvo que va acumulándose. Además, de vez en cuando, dedícales más tiempo y frótalos con un paño ligeramente humedecido en alcohol.

Manchas de vino
Si puedes, añade polvos de talco de inmediato. Después, retíralos y, si no ha salido la mancha, prueba a quitarla con vinagre o incluso con limón. Deja que actúe un tiempo y lava la prenda como haces habitualmente.

Lo más popular

Riego en invierno
Al regar las plantas de exterior, aprovecha los momentos de sol para hacerlo, ya que, si las riegas en otro momento, corres el riesgo de que el agua se acabe helando y se pudran. Por otro lado, si se trata de plantas de interior, recuerda que deben estar en un ambiente no superior a los 20º y que debes aumentar la frecuencia de riego si la temperatura es superior. Conviene que, de vez en cuando, las arrimes un ratito a una ventana para que les dé el sol, pero no demasiado rato, ya que, a través de los cristales, puede producirse un efecto de lupa y quemarse las hojas.