Camas: cómo elegir tu zona de descanso perfecta

Pasamos muchas horas durmiendo, por lo que elegir la cama ideal para nosotros será clave para nuestro día a día.​

Lo más popular

Cada noche debería pasar 8 horas metida en la cama, y a lo largo de tu vida suma mucho tiempo, así que elegir el mueble apropiado se convierte en algo imprescindible. Antes de comprar una cama nueva debes tener en cuenta una serie de consejos para no fallar en la elección de tu cama perfecta.

Prueba la cama un buen rato

No sirve con tumbarse un par de minutos, debes estar tumbada y moverte durante al menos 15 minutos. Si vas a dormir acompañada, tenéis que tumbaros los dos y comprobar que es cómoda para ambos.

Publicidad

Con las medidas adecuadas

Según el espacio de que dispongas y la persona que vaya a dormir (puedes ser tú o puede ser tu hijo), hay que tener en cuenta una medidas básicas para elegir la cama. Para una cama individual, lo apropiado es comprar una cama de 90 o 110 cm de ancho por 2 metros de alto (para cualquier adulto, si es un niño puedes comprarla así de larga y no tendrás que cambiarla durante la etapa de crecimiento). Para una cama de matrimonio, las medidas más comercializadas son 135 o 150 cm de ancho. Lo mejor para acertar con el largo de la cama es tomar de referencia la altura de la persona más alta y añadirle 20 cm.

Lo más popular

Fácil de limpiar

Elige una cama que tenga una altura de 30 cm sobre el suelo. De esta manera te será más fácil limpiar por debajo y evitar que se acumule el polvo, muy perjudicial para cualquier alérgico.

Elige el somier adecuado

Lo mejor es que compres somier y colchón a la vez, así no tendrás un problema de incompatibilidad. El somier de láminas es adecuado para todo tipo de colchón, además, facilita la ventilación. Los que son metálicos y totalmente planos deben usarse con colchones de látex o de espuma.

Qué cama elegir con poco espacio

Si tu dormitorio no es muy amplio, olvídate del cabecero y del piecero. Estos elementos te roban espacio. Lo mejor es elegir una cama con canapé, donde tengas un espacio extra de almacenaje que te vendrá de maravilla. Pero si tienes espacio, elige un cabecero y piecero firmes y bien anclados que no resten estabilidad a la cama. Si puedes elegir piezas con líneas redondeadas, mejor.

El colchón ideal

La firmeza del colchón es una cuestión muy personal, así que debéis decidirlo en pareja. Lo más recomendables es que cuando te tumbes, sobre todo de lado, la espalda quede bien alineada, recta. Si se tuerce es que el colchón es demasiado duro. En cambio, si se te hunde el codo, será demasiado blando para cuidar tu postura durante la noche.

Si puedes, compra un colchón que sea antiácaros, o con propiedades fungicidas, hará la vida más fácil a niños y alérgicos.

Articulo original de Casa Diez.

More from Diez Minutos: