Obras en casa: conoce tus derechos

Evita futuros problemas aclarando muy bien tus derechos y deberes, así como los de tu contratista.​

Si quieres reformar tu casa, antes de contratar a los obreros conoce tus derechos como consumidor a los que no debes renunciar y en los que ampararte en caso de problemas con el contratista.

Para evitar problemas futuros, antes de empezar una obra hay que pedir un presupuesto por escrito donde conste la descripción del servicio solicitado, cantidad, calidad y precio de los materiales a emplear, precio de la mano de obra por hora o día, unidades de medida u otro tipo de tarifas, fecha aproximada de inicio y finalización, precio total y período de garantía. Es aconsejable pedir un mínimo de tres, pero no para buscar el más barato, sino para ver por donde se mueven los precios. Si uno de ellos es sensiblemente más barato, piensa que pueden darte gato por liebre.

Publicidad

Elige los materiales exactos que quieres con tiempo; así, los precios serán los exactos y no te llevarás sorpresas. No vale decir "materiales de calidad media" porque tu interpretación de "media" puede ser diferente a la que tenga la contrata.

A medida que avanzan las obras, es posible que surjan imprevistos. Si hubiera cualquier variación sobre lo presupuestado en la obra tienes que hacer que conste de nuevo por escrito y firmado por las dos partes.

Lo más popular

Cuando la obra termina, hay que pedir la factura firmada y fechada en la que se describa el servicio, los materiales utilizados, impuestos, mano de obra y garantía. Es la única manera de poder reclamar en el caso de que algo no funcione o aparezcan defectos de construcción después.

Y lo más importante: no te precipites. Seguramente has estado mucho tiempo ahorrando y pensando en tu reforma. Así que analiza cada paso que tienes que dar. Déjate asesorar por profesionales y explica muy minuciosamente lo que buscas. Así evitarás sustos.

More from Diez Minutos: