Consejos para mantener tu despensa ordenada

Ten un control absoluto sobre todos los alimentos que guardas en tu cocina.​

Lo más popular

Hay que limpiar la despensa cada cierto tiempo, y no solo hablamos del mueble, sino que debes revisar los productos que allí guardas y tirar todo aquello que esté caducado. Una vez esté todo fuera, sigue estos consejos para tener una despensa limpia y ordenada a la perfección.

1. Limpieza a fondo

Lo primero que debes hacer es limpiar con un jabón neutro o con bicarbonato todos los rincones de la despensa. De esta manera, la zona quedará desinfectada y será mucho más seguro almacenar tus productos de alimentación aquí.

Publicidad

2. Qué alimentos están siempre 'en medio'

Antes de volver a colocar toda tu comida dentro del armario o la estantería párate y piensa. ¿Qué alimentos debes apartar para llegar a lo que necesitas? Una vez has localizado estos alimentos, colócalos en una zona que no uses tan a menudo, así no será un estorbo.

3. Agrupa los alimentos

Coloca los alimentos siguiendo una norma. Por ejemplo, si pertenecen al mismo grupo o se suelen cocinar juntos, así ahorrarás tiempo buscándolos. No mezcles las latas, bricks y paquetes con las botellas, por su forma y tamaño, es más fácil almacenarlas todas juntas.

Lo más popular

4. Vigila la fecha de compra y caducidad

Que los alimentos que van a caducar antes estén más a mano. No dejes que se te olviden latas y tarros pasados de fecha durante años. Por esto, debes colocar tu compra siempre al final.

5. Agrupa las cosas que tengan el mismo tamaño

Por ejemplo los tarros de las especias. Para que no se te pierda ninguna, guarda todos los botes en el mismo lugar. Es más probable que los tarros pequeños queden desperdigados por el armario o la despensa, así que colócalos en una caja, a modo de especiero, para tenerlos siempre a mano.

6. Las frutas y las verduras por separado

Conserva mejor la fruta guardándola en una caja de madera, así evitarás que ruede sola o se golpee. Para las hortalizas, mejor un cesto, por ejemplo de mimbre. Puedes identificar mejor cada alimento colocando un cartel en cada caja.

7. Todo a la vista con embases transparentes

Es una buena idea para almacenar arroz, pasta, legumbres, harina, azúcar... Así tienes todos los ingredientes a la vista para cogerlos con facilidad. Además, los botes transparentes te permiten controlar la cantidad de producto que queda y así podrás incluirlo en tu lista de la compra para que nunca te falte nada.

8. Ordena la despensa también por uso y peso

Los productos que menos uses, como ya hemos dicho antes, lejos de tu alcance, en los estantes de arriba. Los alimentos que uses a diario a la altura de los ojos, para que los puedas encontrar fácilmente. Aquellos que sean más pesados, como los bricks de leche, las botellas de aceite, garrafas de agua... siempre en los estantes más bajos, para que no tengas que cargar con ese peso a la hora de subirlos y bajarlos.

Artículo original de Casa Diez.

More from Diez Minutos: