Cómo limpiar los utensilios de cocina

​Los instrumentos que usas para cocinar tienen que estar siempre impecables. Apunta cómo limpiar cada uno de ellos.

Para cocinar es fundamental que la limpieza impere en tu cocina y, por tanto, los utensilios que vas a utilizar deben estar siempre limpios y preparados para usar. Te contamos cómo limpiar cada uno de ellos cuando los restos de comida tras usarlos se resistan a salir.

Ollas y cacerolas

Si tras lavarlas, siguen quedando restos de comida en el fondo, pon agua en su interior y déjalas cocer durante un rato. Esto reblandecerá los restos y cuando vuelvas a limpiarlas quedarán como nuevas.

Publicidad

Sartenes

Para limpiarlas a fondo pon a hervir en la propia sartén agua, dos cucharadas soperas de bicarbonato de sosa y media taza de lejía durante 5 ó 10 minutos. Después, lava la sartén y déjala secar bien. Si ha perdido su capacidad antiadherente, puedes darle una finísima capa de aceite de oliva.

Cafetera

Si el fondo del depósito de agua de la cafetera está blanquecino, puedes limpiarlo con una infusión de acedera, dejándola reposar en su interior un par de horas. Cuando la laves, las manchas blancas habrán desaparecido.

Lo más popular

Batidoras

Lo mejor para no tener problemas con el mango de la batidora, es pasarlo por el agua nada más terminar de usarla. Así evitarás que se peguen los alimentos que hayas batido. Un truco para limpiarla es llenar la mitad del vaso de batir con agua y un poco de detergente y batirlo durante unos segundos. Si no lo has hecho al momento y se ha quedado reseco, prueba a batir un trozo de pan duro; así se desprenderá la suciedad.

Copas de cristal fino

No las laves en el lavaplatos, ya que pueden romperse. Lo mejor es hacerlo a mano, con agua tibia y evitando los cambios de temperatura. Para evitar que el agua deje marcas, déjalas secar al aire sobre un paño limpio en la encimera de la cocina y, antes de guardarlas, frótalas con un paño seco para eliminar las marcas que hayan podido quedar de las gotas.

Cacerolas

A veces aparecen manchas blancas en las cacerolas de acero inoxidable que se eliminan frotando con un estropajo empapado en vinagre muy caliente.

Cubiertos de madera

Para evitar que se estropeen no hay que dejarlos a remojo; lo mejor es limpiarlos con agua y detergente con amoniaco. Eso sí, sécalos bien con un paño limpio para quitar la máxima humedad posible.

More from Diez Minutos: