10 trucos de adiestramiento canino que cambiarán tu vida

El adiestrador César Millán comparte con nosotras sus conocimientos más útiles​.

César Millán, más conocido como el encantador de perros, ofrece soluciones contrastadas a los dueños de perros que estén frustrados con la educación de sus mascotas. Estas 10 prácticas conseguirán que hasta los más novatos sean capaces de liderar la manada en poco tiempo.

  1. Un perro que hace ejercicio es más fácil de adiestrar.
    El encantador de perro se encuentra a menudo con propietarios que no facilitan el ejercicio adecuado a sus mascotas. En su libro, 'Un miembro de la familia', explica que el entrenamiento canino es prácticamente imposible sin una rutina diaria de ejercicio.
  2. Como los niños, los perros necesitan un programa.
    Del mismo modo que los niños sin una vida estructurada pueden tener rabietas, un perro con esas carencias puede llegar a convertirse en un animal irritable y descontrolado. Los perros necesitan períodos de tiempo para interactuar, ejercitarse, alimentarse y entrenar.
  3. El liderazgo es la base del entrenamiento.
    El adiestramiento se apoya en la presencia de un líder de la manada. Un amante de los perros capaz de asumir ese rol disfrutará de sesiones de entrenamiento exitosas.
  4. La mitad de la batalla se libra en tu cabeza. Debes tener una fuerza mental equilibrada y seguridad para ganarte la confianza y el respeto de tu perro durante las sesiones de entrenamiento. El animal es capaz de detectar tus indecisiones y tus miedos, de modo que debes conservar el control en cualquier situación, manteniendo el rol de un líder de manada con autoridad.
  5. La disciplina y el castigo no son sinónimos.
    Invierte una buena dedicación en su adiestramiento y los castigos no serán necesarios. Requiere tiempo y esfuerzo conseguir que los progresos en el comportamiento del perro sean visibles. No permitas que tus frustraciones te distraigan del objetivo final, lograr un adiestramiento apropiado y eficaz.
  6. Un perro es un perro.
    Tratarlos como si fueran humanos es, probablemente, el peor pecado que cometen los amantes de los perros. Quiérelo, pero no lo trates como si fuera tu bebé. Sólo los perros que asumen su rol dentro de una unidad familiar son realmente aptos para el entrenamiento. Si les confundes en la identificación de su rol surgirán los problemas.
  7. Necesitan límites.
    Sigue el ejemplo de Millán y marca límites en tu casa. Si los ladridos te molestan, céntrate en ese punto del adiestramiento. Si no quieres que entre en una habitación, cambia a ese punto concreto de su comportamiento.
  8. La clave está en la constancia.
    Es fácil dejar que el perro se coma tu comida 'sólo por esta vez', pero haciendo eso estás sentando un precedente peligroso. ¿Cómo va a saber que esa conducta no será aceptable al día siguiente?
  9. Incluye a todos los miembros de la familia.
    Se necesita un hogar para formar adecuadamente a un perro. Tú, tu pareja y el resto de miembros que forman parte del hogar deben estar de acuerdo en lo que es o no un comportamiento aceptable. Aunque sólo haya un líder de la manada, los demás miembros de la familia también deben ser dominantes frente al perro y deben manejar su relación con él en esa dirección.
  10. Empieza hoy.
    Nunca es demasiado pronto o demasiado tarde para empezar a trabajar con un perro. Ya sea un cachorro o un ejemplar maduro, debesa comenzar hoy mismo para lograr lo que Millán llama 'equilibrio entre personas y perros'.

Pon en práctica estos consejos y, la próxima vez que quieras enseñar algo a tu mascota te resultará más sencillo.

Vía: www.womansday.com

Publicidad
More from Diez Minutos: