5 reflexiones antes de tener una mascota

​Cuando llega una fecha señalada, muchos niños piden que se les regale una mascota pero, ¿es la mejor idea?

Lo más popular

Según un estudio de la Fundación Affinity, el 50% de los niños españoles piden un perro o un gato a los Reyes Magos. El deseo de los más pequeños por poseer una mascota es muy grande. Por suerte, el 98% de los niños comprenden que no son juguetes, sino seres vivos que deben cuidar. Para los padres, tomar la decisión de regalar una mascota a sus hijos debe ser meditada, porque es toda una responsabilidad y cambio para la familia.

Publicidad

1. Un perro o un gato les refuerza valores de responsabilidad

El 60% de los niños ve a los perros y a los gatos como compañeros de actividades y juegos. Los asocian con el concepto de 'cuidar' y también con el de 'jugar' y 'alimentar'. Los padres deben hacerles entender que la mascota será su responsabilidad y que tienen que prestarle toda la atención que se merece. Mentalizarles de que no puede ser un capricho pasajero.

Lo más popular

2. Es un apoyo emocional para los más pequeños

El vínculo que se crea con una mascota puede ayudar a enfrentarse a situaciones difíciles. Los niños que tienen mascota la consideran un gran apoyo moral si tienen que afrontar algún hecho duro o desagradable, justo después que sus padres.

3. ¿Mi rutina es compatible con una mascota?

Los padres no pueden ceder ante el deseo de dar a su hijo lo que anhela si su día a día es incompatible con el cuidado de una mascota. Antes de comprar o adoptar una mascota para su hogar deben valorar si su estilo de vida les permite incluir un nuevo miembro más al que atender, alimentar y cuidar. Las mascotas, como un perro o un gato, estarán junto a ellos más de 10 años, por lo que hay que preguntarse seriamente si este es un cambio que desean hacer.

4. Toda la familia tiene que estar de acuerdo

Es una decisión que debe involucrar a todos los miembros de la familia, pues será responsabilidad de todos que su nueva mascota esté bien cuidada en el hogar. No te dejes llevar por los impulsos pasajeros.

5. ¿Tengo tiempo para educarme y educarle?

Es fundamental que estemos bien informados sobre los cuidados y los hábitos de la mascota que vayamos a acoger en casa. Debemos tener tiempo para educarnos a nosotros mismos con todo lo que debemos conocer sobre nuestro nuevo amigo. También hay que valorar si tenemos el tiempo y la paciencia para educar a nuestro perro o gato y que la convivencia sea la adecuada.

More from Diez Minutos: