Los niños con mascotas, más responsables y sociables

Cualquier mascota puede aportar muchos beneficios a una familia: compañía, entretenimiento y efectos favorables a la salud tanto física como psíquica. Si además tienes hijos, estos efectos pueden ser todavía mejores. Te los contamos.

Una mascota en casa hará de tus hijos personas más responsables, ya que está demostrado que los niños que cuidan un animal aprenden a responsabilizarse, a querer y respetar a los animales, lo que es muy beneficioso a su desarrollo como personas.

Si se trata de animales con mayor tradición casera como un perro, gato o incluso un conejo, el apego que se crea entre los niños y su animal ayuda a que desarrollen mejor la autoestima.

Publicidad

Se han realizado numerosos estudios sobre los efectos favorables para la salud de las personas que tienen una mascota en casa y los puntos que siempre destacan son:

1. Una mascota reduce el estrés, ya que relaja estar en su compañía.

2. Ayuda a estar en forma, sobre todo en el caso de los perros, que nos obliga a dar paseos con ellos.

3. Es beneficioso para algunas personas enfermas ya que contribuyen a una recuperación más rápida.

Lo más popular

4. Las personas con mascotas son más sociables, lo que mejora en relación con otras personas.

5. Entienden mejor las etapas de la vida porque, a través de su mascota, lleva a tomar más consciencia de momentos tan importantes como el nacimiento o la muerte.

6. Refuerza el sistema inmunológico. Se considera que los niños que tienen mascotas desde pequeños son menos propensos a alergias.

7. Más responsables. El niño debe hacerse cargo de las necesidades del animal, en función de su edad, por supuesto. Si le da de comer, ayuda en el baño o participa en el paseo se hará más responsable.

More from Diez Minutos: