Escritorio y tocador, todo en uno

Aprovecha un rincón de tu habitación para poner un coqueto tocador o un práctico escritorio, según tus necesidades.

Tocador y escritorio
Una sencilla mesa con una silla y una pequeña estantería no ocupa casi espacio y puede ser muy útil en tu dormitorio.

Restos de pegamento
Si alguna prenda se ha manchado de pegamento, echa polvos de talco por la zona afectada. Luego, caliéntala con la ayuda de un secador de pelo. A continuación, lávala con agua templada y quedará perfecta.
 

Segar el césped
La llegada del otoño, por su temperatura y humedad, es una buena época para segar el césped, aunque no lo hagas en exceso para evitar que se estropee. Una vez que lo hayas cortado, retira cuidadosamente lo sobrante con la ayuda de un rastrillo.

Publicidad

Manchas de fruta
Echa zumo de limón por toda la mancha y deja que actúe unos minutos. Después, lava la prenda con agua caliente. Como estas manchas son difíciles de eliminar, si persiste, coge agua oxigenada y echa unas gotitas de amoniaco. Pon esta mezcla en la mancha y aclara enseguida.

Toallas como nuevas
Para que estén impecables, lávalas alguna vez con agua caliente y añade una taza de vinagre. Después, lávalas otra vez en caliente con tu detergente habitual y tu suavizante.