Un hogar cuidado

Para que tu hogar esté siempre a punto y en buen estado puedes seguir unos sencillos consejos. La decoración, la cocina y la limpieza no tendrán secretos para ti.

Eliminar marcas en la alfombra
Cuando pones muebles encima de la alfombra, se quedan marcas al retirarlos. Para quitarlas, frota la zona con un hielo y luego seca con secador.

Manchas de fruta
Si la mancha ha caído sobre un tejido fino y delicado, conviene que untes la zona con glicerina. Deja que actúe media hora y absorberá la suciedad. Luego lava la prenda como haces habitualmente. 

Sofás de piel impecables
Cuando se trata de piel blanca o de color claro, el mejor limpiador es la leche desnatada. Coge un paño fino que no suelte pelusilla y humedécelo en la leche. A continuación, frota cuidadosamente toda la superficie del sofá o del sillón. De inmediato, pasa otro paño para retirar cualquier exceso de humedad y para que el sofá recupere su brillo.

Publicidad

Zapatos bien cuidados
Para que los zapatos tengan un aspecto estupendo, evita ponerte el mismo calzado dos días seguidos. La piel de la que están hechos necesita descansar y volver a su posición original. Así evitarás las arrugas en los zapatos. De todas formas, cuando los vayas a guardar, conviene que metas dentro papeles o bien hormas para que estiren.

Plantas de interior
Ya sabes que tiene que alejarlas de los radiadores, pero conviene que aumentes el riego si la temperatura de la casa es elevada. Incluso pulveriza de vez en cuando las hojas para que tengan humedad suficiente.

Lo más popular

Cebolla siempre a mano
Pica cebolla y guárdala en un tupper para congelarla. La tendrás siempre a mano cuando la necesites para un guiso.

Guiso muy salado
¿Te has pasado con la sal en un guiso? Pela una patata, lávala y córtala en varios trozos. Deja que cueza a fuego lento durante unos 20 minutos y suavizará el sabor.

Zanahorias bien conservadas
Límpialas antes de guardarlas en el cajón de la nevera. No las pongas junto a manzanas o plátanos para que duren más.