4 estilos de cocina para imitar

Si piensas renovar tu cocina, te proponemos los cuatro estilos que debes conocer antes de elegir cómo la vas a decorar.

cocina acero inoxidable estilo

Existen tantas cocinas como personas. Pero hay ciertos básicos sobre los que puedes construir tu propio estilo. Elige qué tipo de decoración va más con el ambiente de tu hogar y luego decóralo a tu gusto.

Publicidad

En blanco y negro

Es una combinación clásica. Si no te atreves a llevarla hasta en el suelo, elige muebles con acabados en color blanco y encimeras en color negro, para que contraste. El frente de la cocina lo puedes pintar en un tono gris claro y además, elegir electrodomésticos y utensilios de cocina de acero inoxidable.

Si además quieres aprovechar bien el espacio, busca una disposición en 'L' o en 'U'. Aprovecha cada armario como zona de almacenamiento, tanto en el suelo como colgados en la pared.

Un ambiente moderno

Para conseguir un aspecto moderno en la cocina elige un mobiliario sencillo, en madera y electrodomésticos en acero inoxidable. Dale un punto de color pintando de pistacho u otro tono saturado o flúor.

Si dispones de espacio, apuesta por liberar el frente de la cocina, eliminando los armarios y poniendo en su lugar baldas altas, también en tonos grises.

Publicidad

Cocina industrial

En las cocinas de estilo industrial el gris es el protagonista. Todos los electrodomésticos deberán ser de acero inoxidable, elige cemento pulido para el suelo y un tono gris más oscuro para la pared, de esta manera crearás contraste y profundidad.

Las lámparas, mesas y las sillas tendrán líneas rectas y sencillas, pero siempre en tonos grises o negros. Añade un toque de color con los accesorios de la cocina, eso sí, todos en la misma gama cromática.

Como en el campo

El estilo rústico es ideal para todas aquellas que quieren dar un aspecto hogareño a su cocina. Apuesta por muebles bajos, en madera y con colores neutros, como esta cocina en blanco. Añade un toque personalizado con las encimeras en color granate, a juego con los tiradores de los armarios y cajones.

En la pared coloca un par de colgadores para todos los utensilios de cocina, para que queden a la vista, casi como objetos de decoración en sí mismos.

Artículo original de Casa Diez.