Cómo tapizar y renovar una silla vieja

Con una tela vistosa y una madeja de cuerda conseguirás dejar como nueva una silla antigua o estropeada. Mira qué fácil es y qué resultado tan llamativo.

como reciclar una silla

Nuestros compañeros de Casa Diez nos enseñan paso a paso cómo convertir una silla vieja en una pieza ideal de decoración para tu casa.

Publicidad

Materiales

Una silla vieja, tela (terciopelo de Ybarra & Serret); cuerda de sisal de 3,5 mm, de Leroy Merlin, grapadora de tapicero, pistola de silicona, tijeras, alfileres, regla, lápiz, tachuelas y martillo.

Paso 1

Quita la rejilla y el viejo tapizado y corta largas tiras de cuerda para cubrir el respaldo y las patas. Coge una tira y fija su extremo por detrás con una grapa y empieza a enrollar. Remata las esquinas con tiras de cuerda; grápalas y pégalas.

Publicidad

Paso 2

Para el asiento, coge el antiguo tapizado como plantilla y marca las medidas en la tela nueva. Córtala, colócala sobre el asiento y sujétala con alfileres. Grapa la tela a la madera de la silla por debajo del asiento y quita los alfileres.

Paso 3

El respaldo de la silla con tiras de cuerda cruzadas, de lado a lado y entre ellas, para hacer un bonito dibujo, sujetando bien las cuerdas cada vez y escondiendo los nudos. Remata las esquinas del asiento con tachuelas.

Publicidad

Resultado

Esta silla dará un toque romántico y sosegado muy chic a tu salón o zona de escritorio.