11 cosas más sucias que la taza del váter

Cuando las conozcas, no podrás dejar de pensar en ellas.

¿Eres del tipo de persona que ni loca se sienta en un baño público
por miedo a los gérmenes? Entonces prepárate para quedarte pasmada,
porque la cantidad de objetos cotidianos que están cubiertos con más
bacterias que la taza del váter es alarmante. Entérate de cuáles
son y cómo limpiarlos, abajo…

Publicidad

1 Tu alfombra

¿Sabías que mudamos cerca de un millón y medio de células de piel muerta en una hora? Y son la comida perfecta para las bacterias, que viven en las alfombras, que también están llenas de comida como el polen o el pelo de mascota.

La impresionante cantidad de 200.000 bacterias viven en cada centímetro cuadrado de la moqueta (eso es alrededor de 700 más que en el asiento del baño), así que invierte en un aspirador muy eficiente.

Publicidad

2 Botones de ascensor

Con solo pulsar un botón del ascensor corres el riesgo de enfermar por alguna bacteria, según han descubierto en un estudio.

La Universidad de Toronto ha descubierto que los botones de los ascensores tienen más bacterias que un baño, mientras que un estudio en Arabia Saudí mantiene que el 97% de los botones están contaminados. Incluso peor, uno de cada 10 tienen gérmenes que puede causar una indigestión o sinusitis. De nuevo, tus mejores amigos con un lavado de manos regular y desinfectante para manos.

Publicidad

3 Tu bolso

Puede que sea tu mayor orgullo, pero tu bolso está lleno de gérmenes.

Cuando los investigadores estudiaron 25 bolsos, descubrieron que la mayorías estaba tres veces más sucios que el retrete de la oficina. Los bolsos que se usan de manera habitual estaban 10 veces más sucios, y seamos honestas, ¿quién no usa su bolso de manera regular?

Evita poner el bolso en el suelo cuando vayas en transporte público.

Publicidad

4 Cajeros automáticos

Los cajeros automáticos pueden darte mucho más que dinero, por lo que parece.

Los investigadores han descubierto que cada botón que tocas tiene una media de 1.200 gérmenes, incluidos virus como los del catarro, la gripe o el E. coli. Lleva contigo un gel sanitario o lávate las manos después de sacar dinero, con un jabón antibacteriano.

Publicidad

5 Máquinas de cobro

Expertos tomaron muestras de máquinas de cobro por tarjeta en Inglaterra y encontraron que estaban tan sucias como los lavabos públicos, y encontraron bacterias que pueden provocar malestar y diarrea.

¿Nuestro consejo? Usa tarjetas sin contacto para pagos menores de 20 euros siempre que sea posible, sino, asegúrate de lavarte las manos con un jabón antibacteriano lo antes posible, después de tocar la máquina.

Publicidad

6 Tu teléfono móvil

Sé honesta, ¿eres de las que mira el móvil mientras está sentada en el baño?

En un estudio del 2011, el 755 de los encuestados admitía que sí lo hacían y en un estudio realizado en 2013, tanto los teléfonos como las tablet tenían una cantidad significativa de estafilococos, una bacteria que puede causar enfermedades estomacales, mayor que la encontrada en un servicio.

¿Nuestro consejo en este aspecto? Lo primero, deja de llevar tu móvil al cuarto de baño. Lo segundo, límpialo a fondo.

Publicidad

7 El teclado del ordenador

Comer mientras escribimos un email no es la mejor idea para mantenernos sanos.

Investigadores han tomado muestras de 33 teclados en una oficina de Londres y han descubierto que tienen cinco veces más gérmenes que un asiento de váter.

Para limpiar un teclado, empieza por pasar un paño húmedo suave. Después puedes usar aire comprimido para sacar el polvo y las migas de entre las teclas. Para terminar, usa toallitas con alcohol.

Publicidad

8 La esponja de fregar

Cuando los investigadores procesaron 1.000 esponjas y bayetas de la cocina, encontraron un 10% de salmonella.

Y lo que es más increíble, cada centímetro cuadrado podía contener unas 134.630 bacterias, ¡eso es 456 veces más la cantidad de las que hay en el asiento del váter!

Asegúrate de cambiar las esponjas y las bayetas dos veces a la semana, o esterilizarlas cada día sumergiéndolas en agua con lejía.

Publicidad

9 El grill

Que levante la mano al que le guste limpiar el horno. Aunque es una de las tareas del hogar más aburridas, es importante, ya que un estudio realizado en el 2013 ha descubierto que la mayoría de los hornos tienen más de 1.7 millones de microbios por centímetro cuadrado.

Eso es más del doble de gérmenes que cualquier retrete, pero lo más chocante es que se pone en contacto directo con nuestra comida. ¿Ahora te apetece más limpiar a fondo el horno?

Publicidad

10 Ropa limpia

¿Crees que la ropa recién lavada es el súmmum de la limpieza? Piénsalo de nuevo. Cuando echas tu ropa interior a la colada, por lo menos 100 millones de bacterias E. coli se meten en tu lavadora con ella.

Con las lavadoras de carga frontal, el agua tiende a quedarse en el fondo, creando un caldo de cultivo perfecto para los gérmenes (los asientos de los retretes, por su parte, están demasiado secos para que proliferen tantas bacterias).