Cómo enfrentarte a una entrevista de trabajo

Si tu currículum ha superado el primer filtro en ese trabajo que tanto quieres y te han llamado para una cita, prepárate a fondo para superar con éxito la entrevista.

Enfrentarse a una entrevista de trabajo no es sólo acudir y hacerlo lo mejor posible, hay un trabajo importante anterior –y posterior también– para salir airoso de estos encuentros laborales que siempre producen cierto nerviosismo y angustia. Toma nota de algunos consejos para afrontarla con éxito.
Antes de la entrevista
Prepárate bien la cita a la que vas a asistir. Para eso:
-Conoce todo lo que puedas de la empresa.
-Repasa tu currículum a fondo, ya que se basarán en él para preguntarte y tienes que explicar de manera convincente todo lo que aparezca en él.
-Estudia tus aptitudes y tus puntos débiles para defender ambos.
-Llega puntual, cinco o diez minutos antes, tampoco más.
-Lleva un cuaderno y un bolígrafo para tomar nota.
-Prepárate también psicológicamente y, para eso, lo más importante es creer en ti.
-Visualiza la entrevista.
-Practica antes relajación.
-Acude habiendo comido algo pero sin el estómago demasiado lleno.
Durante la entrevista
Las primeras impresiones cuentan mucho:
-Saluda con un apretón de manos y mirando a los ojos.
-Siéntate derecho en la silla.
-Evita mostrar nerviosismo con gestos como dar con un bolígrafo en la mesa.
-Deja que el entrevistador tome la iniciativa, pero no te limites a escuchar. Muestra interés y pregunta.
-Responde clara y brevemente.
-Muestra entusiasmo por el trabajo pero no lo supliques.
-No hables mal de otras empresas ni de antiguos compañeros de trabajo.
Tras la entrevista
Cuando salgas de la reunión, analiza lo ocurrido. Te servirá para otras entrevistas:
-Anota cómo te has sentido.
-Reflexiona sobre tus puntos fuertes y débiles.
-Analiza los resultados, en qué momento has sentido que has fallado.

Publicidad