Piérdete por la Toscana valenciana

¿Piensas que para disfrutar de viñedos, olivos, almendros y exquisitos paisajes tienes que hacer cientos de kilómetros? Te proponemos un original viaje por el interior de la Comunidad Valenciana y recréate de la mejor vista de la Toscana italiana.

Lo más popular

La Comunidad Valenciana tiene el color y los paisajes italianos en los que, menos la pasta -que se puede cambiar por deliciosos arroces-, todo recuerda a los bellos parajes florentinos. Olvídate de las playas y de las grandes ciudades y adéntrate en el interior de la región, en la que podrás disfrutar de cientos de hectáreas de viñedos, de zonas rurales y enclaves naturales, para dejar atrás la ciudad y encontrar la desconexión total y el mejor relax.

Publicidad

Una de nuestras propuestas es, sin duda, la Fontanars dels Alforins, a unos cientos de kilómetros de Valencia capital, donde podrás encontrar la Masia Nova Alcúdia, una típica finca valenciana con más de 200 años de antigüedad rehabilitada con gusto, tiene una capacidad para nueve personas, dispone de varios salones y espacios interiores. Para el almuerzo, pásate por Casa Julio, un restaurante con más de 50 años de historia en sus fogones y una estrella Michelín que elabora los mejores platos con productos de la tierra. Un lugar rodeado de viñedos que podrás ver desde el cielo si te atreves a montarte en la cesta de un globo que podrás coger en Bocairent.

Lo más popular

En las cercanías no puedes dejar de visitar la bodega subterránea de Celler de Roure y el centenar de magníficas tinas de barro encontradas y conservadas por la famila de Pablo Calatayud, el enólogo de la bodega. Y tómate una copa de su vino tinto Maduresa.

Continúa el recorrido por Ontinyent y alójate en la Finca Santa Elena, una casa rural rodeada de más de cuatrocientos mil metros cuadrados de terrenos agrícolas dedicados al cultivo ecológico de olivos y almendros. Además, puedes apuntarte a una deliciosa cata de oro líquido. La finca dispone de salas de reuniones, salones y biblioteca, cuenta en su haber con una antigua bodega del siglo XVIII, una almazara de piedra natural de hace 200 años y catorce mil metros cuadrados de pinares y jardín.

A tan sólo una hora de Valencia en coche, piérdete en la sierra de Enguera y descubre el Caserío de Benalí, formado por una alquería de origen musulmán donde podrás bañarte en la antigua balsa de riego del caserío hoy convertida en una agradable piscina cuyo agua procede de una fuente cercana.

También a cien kilómetros de Valencia en pleno valle se encuentra el Cofrentes Golf, un balneario tres estrellas nacido de un antiguo poblado hoy desaparecido y reconvertido en un campo de pitch & utt de nueve hoyos.

Tampoco puedes perderte el Valle Ayora-Cofrentes, un lugar en el que retroceder al pasado contemplando el arte rupestre del Mediterráneo, en el que destacamos cuatro enclaves: Abrigo del Sordo, de Tortosilla y de los Monteses y la Cueva de la Araña, un poco difícil de encontrar ésta última pero muy recomendable. Todos ellos declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Y por último disfruta de la hospitalidad de La Cuevarruz, un pueblo de 70 habitantes escondido donde parece que el tiempo se ha parado. No hay carteles publicitarios por ninguna parte pero tampoco existe el aburrimiento, ya que podrás disfrutar del senderismo, escalada y rappel.

Un recorrido para cargarte de energía y poder volver a la ciudad como nuevo. ¿Te animas? Te recomendamos hacerlo mejor en grupo para disfrutar al máximo de la escapada. ¿Quieres saber cómo? Descúbrelo en los viajes que propone Bodamás de El Corte Inglés.