10 personas cuentan cómo se enteraron de que les ponían los cuernos

​Y no fue muy agradable…

Lo más popular

¿Os acordáis de cuando el cantante de The Vamp, James McVey se enteró de que su novia le engañaba con otro después de que unos fans encontraran una foto en Instagram en la que ella estaba besando a otro hombre ? ¿Y de que le etiquetaron en la publicación cerca de 374.582 veces? Sí, seguro que fue muy incómodo.

Pues resulta que hay maneras peores de enterarse de que tu amor te la está pegando y estas son algunas de las historias que se han compartido en Reddit.

Publicidad

1. Amor verdadero

"Su amante me lo contó todo en la boda de un amigo que teníamos en común, así que fue "precioso". Me mantuve tranquila hasta que nos fuimos de allí, no quería darla la satisfacción de verme como una loca o ni yo quería fastidiar el gran día de nuestros amigos".

2. Sin escapatoria

"Acabábamos de coger un vuelo en Londres con destino Las Vegas. Estaba sentado al lado de mi novia y ella iba a enseñarme lo que había planeado para el viaje, así que sacó su teléfono móvil. Se abrió la aplicación Messages y apareció un chat con un chico (que conozco) en el que ella le decía que le iba a echar mucho de menos y que no quería venir de viaje conmigo. Justo en ese momento las puertas del avión se cerraron y las 10-11 horas siguientes fueron realmente entretenidas..."

Lo más popular

3. Puertas correderas

"Llegué a casa temprano del trabajo y lo descubrí. Sí, fue totalmente como un topicazo. Lo más gracioso es que yo quería que nuestra relación fuera abierta, pero él me decía siempre que no podría manejar esa situación. Ahora me doy cuenta de que simplemente él estaba siendo un egoísta".

4. Sherlock Holmes

"Llegué a casa después de un turno doble en mi trabajo y me encontré la tapa del baño levantada. O mi mujer no había ido al baño durante 20 horas o allí había hecho pis otro hombre". Al principio pensé que era su amigo "homosexual" del trabajo, que casualmente estaba intentando vender su casa. Llamé a su agente inmobiliario y me hice pasar por un posible comprador. Justo en la puerta de entrada reconocí una de las chaquetas de mi mujer colgando en un perchero. Entré en el salón y ¡bam! Justo en la repisa de la chimenea había una foto de mi mujer con este hombre. Nos divorciamos poco tiempo después. Al final se casó con este chico y a él también le puso los cuernos. Ahora están divorciados y no me siento mal por él en absoluto".

5. Se lo debo todo a una app

"Era la noche de la fiesta de Navidad de su empresa. Yo me tenía que quedar en casa cuidando de nuestro hijo de cinco años (iba a hacerlo su abuela, pero se cayó y estaba en el hospital con la cadera rota). Ella tenía planeado quedarse a dormir en un hotel esa noche para 'poder beber sin preocuparse por conducir'. Me desperté a las tres de la mañana con la sensación de que algo iba mal (nunca me había pasado antes) y me metí en la aplicación "Find My Phone" de iphone para saber dónde estaba. Resultó que estaba pasando la noche en el apartamento de su jefe. Fue una gran puñalada".

6. La genética no miente

"Sé que esto es un cliché como de un chiste pero volví a casa tras estar destinado 12 meses fuera y me encontré con un bebé con la piel negra cuando mi pareja y yo somos blancos. Ella afirmaba que tenía antepasados y familiares negros (de los que jamás había oído hablar antes y que por supuesto no conocía) y que esas cosas podían pasar. No importaban las excusas que me daba, ya que el bebé tenía 12 meses y ningún embarazo dura ese tiempo, por muy especial que se diga que es. Me enfadé muchísimo porque encima me trató como si fuera imbecil".

7. Higiene, por favor

"Cada noche, después del trabajo, mi almohada tenía una mancha de semen justo donde el otro había eyaculado. Mi mujer decía que yo babeaba por la noche para intentar explicar esta mancha húmeda. Su amante también usaba mi toalla de vez en cuando para limpiarse después de haberse acostado con mi mujer. Fue realmente asqueroso".

8. "Todas contra él"

"Estaba en una cena con la chica con la que me estaba engañando. Mi mejor amiga acababa de mudarse a su nuevo apartamento con una compañera de piso que acababa de conocer en Craiglist. Así que decidieron celebrar una cena de bienvenida. Mientras cenábamos le dije a mi amiga "Por cierto, sé que le odias, pero sigo saliendo con (inserta aquí Nombre Exótico que no tiene mucha gente)". Su compañera de piso se giró y me dijo "¿Nombre Exótico que estudia Medicina?" Yo afirmé y ella soltó a bocajarro "¡Me estoy acostando con él desde mayo!". Así que ella le llamó y puso el teléfono en manos libres mientras yo permanecía a su lado en silencio. Después le llamé yo haciendo la misma jugada. El chaval nunca fue tan encantador como cuando nos enfrentamos a él. También había estado acostándose con su exnovia y ¡quién sabe con quién más! La peor parte es que perdí mi virginidad con él. Así es la vida".

9. Responsabilidades paternas

"Lo descubrí por Facebook unos meses después de que rompiera con él. Todavía era amiga de sus hermanos y de sus padres y ellos estaban etiquetados en algunas de sus fotos. Cuando publicó y les etiquetó en una en la que sujetaba a su hijo recién nacido, me quedé alucinada: no habían pasado todavía nueve meses desde que rompimos".

10. Error de novato

"Mi ex prometido tenía un iPhone y un Macbook. Por si no lo sabeis, con un programa que se llama iMessage puedes enviar y recibir mensajes en los dos aparatos, lo que recibes en el móvil, lo recibes también en el portátil. Le pedí permiso para usar su portátil para hacer unas tareas mientras él estaba en el trabajo y, mientras lo usaba, él recibió un mensaje de su ex, con la que hablaba de manera habitual. Yo ya me sentía incómoda con esa relación de "amistad" porque ella era como "el amor que pudo ser y no fue", pero estaba casada y él siempre me decía que solo la tenía en calidad de buena amiga, por lo que siempre creí a mi prometido. Sin embargo el mensaje que le envió ese día me pareció muy raro. Solo decía "Te escribo para decirte que te quiero" o algo parecido y no pude evitar abrir el resto de mensajes del ordenador. Me encontré con interminables mensajes sexuales entre los dos. Incluso él le había enviado mensajes subidos de tono esa misma mañana, después de estar durmiendo justo a mi lado toda la noche y darme un beso de despedida. Lógicamente yo no estaba en casa cuando él volvió".

More from Diez Minutos: