Cuando parece que tu pareja te engaña...

Vivir sintiendo celos (casi) continuos o convivir con una persona celosa puede convertirse en un infierno emocional. Si tu pareja no mantiene sexo con otra persona, ¿está siendo infiel?

¿Qué pasa con esos gestos y esos coqueteos con otras personas que no derivan en un encuentro sexual? Te ayudamos a despejar tus dudas.

¿Si coqueteas con un compañero de trabajo, estás siéndole infiel a tu chico? Seguro que piensas que, como la situación no va a derivar en sexo, no lo es. Pero... ¿y si lo hace él? ¿Te pueden los celos? Tranquila, te decimos cómo superarlos y no volverte loca.

Las claves de la terapia de pareja son la base del trabajo de los psicólogos para mejorar la relación de los pacientes.

Publicidad

¿Qué pasa si wasapea con su ex?

Ahora estáis juntos, pero tenéis un pasado. Eso incluye que tu chico tenga exparejas, y también que, con alguna de ellas, conserve el contacto. El trato cordial hacia una persona que ocupó una parte de su vida no significa que sea infiel si se da dentro de unos límites: felicitar los cumpleaños, saludarse un par de veces al año... Esa relación no es negativa siempre y cuando no suponga quedar a cenar con su ex una vez a la semana.

¿Cómo gestionarlo?

No obstante, si ese contacto te molesta, te damos las claves para gestionar y entender cuándo la relación con un ex es sana. Aun así, háblalo con él, explicándole tus emociones y lo que te sienta mal. De esta forma, tu pareja podrá explicarte qué vínculo tiene con su ex –una amistad, un buen recuerdo, cariño– y tú podrás expresar por qué eso despierta tus dudas. El diálogo es la única vía.

Publicidad

¿Y si mira a otras?

Para empezar, has de tener en cuenta que el compromiso no significa estar ciegos. Tu pareja tiene ojos y tú también. Es normal y, hasta cierto punto lógico y aceptable, que la vista pueda "desviarse" cuando pasa por delante una chica con atractivo o cuando estáis viendo una película y entra en escena una actriz de Hollywood bellísima, o cuando coincidís en la playa con la selección nacional de surf y tú, con disimulo, la miras.

¿Cómo gestionarlo?

Ser flexibles en este campo puede ayudaros a reforzar vuestra autoestima y la confianza en vuestra relación: sí, hay gente guapa en el mundo, pero tu pareja te ha elegido a ti y tú a ella. No pasa nada por comentar juntos que tal actriz o tal deportista nos resultan guapos. Es natural que una persona que no sea nuestra pareja nos parezca atractiva, y eso no significa que seamos infieles ni que queramos serlo.

Publicidad

¿Qué ocurre cuando llega una chica nueva a la oficina?

Y, de repente, ¡la novedad! Si en la empresa en la que trabaja tu pareja ha habido un nuevo fichaje es comprensible que los ojos de todos sus compañeros (y sí, los suyos) se centren momentáneamente en esa nueva persona que ha llegado. Y, según pasan los días, notarás que tu pareja habla más y más de esa nueva persona y cómo parece interesarse (quizás mucho) por lo que le gusta o lo que hace o de dónde viene... ¡A lo mejor hasta se le contagien algunas frases!

¿Cómo gestionarlo?

Antes de pasarte el día "con la mosca detrás de la oreja", piensa un poco: ¿Acaso no se te quedan pegadas las canciones nuevas que vas escuchando? ¿O no sientes curiosidad por averiguar el modus vivendi de tus nuevos vecinos de abajo? ¿Recuerdas cuando estrenaste esos zapatos que tanto deseabas y te olvidaste durante meses de que tenías 20 pares más? La novedad en sí misma tiene un efecto seductor, pero no tiene por qué ser  indicativo de que tu pareja quiera una relación extra a la vuestra o de que vuestra  relación esté finalizando. 

Publicidad

Entonces... ¿cuándo debo preocuparme?

Los signos de la posible infidelidad con  cierto fundamento tienen que ver con cambios en el comportamiento de la pareja. Por ejemplo, cambia sus horarios, empieza a preocuparse por detalles estéticos  a los que antes no prestaba atención, se comporta de una forma rara con el teléfono, cuenta mentiras... Hay otros que nacen de nuestras inseguridades, éstos tienen que ver en ocasiones con problemas de autoestima.
Para que la inseguridad no sea un impedimento en tu relación puedes seguir 10 consejos que mejoran tu autoestima.

¿Cómo gestionarlo?

Si realmente piensas que tus sospechas son fundadas puedes existen varios consejos para saber si eres víctima de una infidelidad. Y si crees que tu pareja te está siendo infiel, no juegues a los detectives: mejor, pregúntale directamente qué está pasando, si hay algo en vuestra relación que esté mal o algo que pueda mejorarse.

Publicidad

La comunicación, fundamental

Recuerda que la comunicación está en la base de una relación que funciona. Si alguna de las situaciones planteadas te incomoda, aunque no supongan necesariamente infidelidad, háblalo. Saber dialogar es un factor fundamental para acabar con la desconfianza.

¿Cómo gestionarlo?

De cualquier forma, si los celos y las inseguridades te desbordan, o bien si realmente has descubierto una infidelidad y está costándote afrontar esta situación, puede resultarte muy útil la ayuda de un psicólogo online. La terapia online te puede ayudar a encontrar tu equilibrio y bienestar sin salir de casa. Además, tienes el canal de chat permanente abierto –es un servicio ilimitado– para intercambiar mensajes a través del móvil con tu psicólogo.