​En verano, salud sexual sin riesgos

Durante los días estivales, aumentan los niveles de las hormonas asociadas al deseo y al placer, como los estrógenos, testosterona, serotonina y endorfinas. No descuides ​la salud íntima y sexual.

Lo más popular

La luz del verano, el mar, tomar el sol, el relax…Está comprobado que fisiológicamente nuestro deseo sexual aumenta durante la temporada estival. Las hormonas asociadas al deseo sexual, como los estrógenos y la testosterona, y las que regulan la sensación de placer (serotonina y endorfinas) suben. Todo indica a que el cuerpo y la mente están más predispuestos al sexo. Sin embargo, no hay que descuidar las precauciones. Desde Doctoralia.es, la Dra. Teresa Gómez, ginecóloga del Centro Médico Teknon de Barcelona, recomienda:  

Publicidad

Protección. La incidencia de las enfermedades de transmisión sexual (ETS) aumenta en verano, "porque también aumenta el número de relaciones, en algunos casos, sin protección", comenta la experta.

Higiene íntima. Cuidar la higiene antes y después de mantener relaciones. Durante el período, hay que extremar la higiene y cambiar con más frecuencia tampones y compresas.

Cambios en la rutina de higiene: Cuidado con la humedad

La humedad puede afectar a la salud sexual. Las altas temperaturas, el sudor, llevar el bañador mojado durante un largo período de tiempo o bien los cambios en la rutina de higiene, pueden llegar a causar candidiasis. Es conveniente evitar la humedad en la zona íntima.

Lo más popular

El virus Zika, a través del contacto sexual: Medidas de protección

La OMS recomienda a quienes viajen a zonas azotadas por el Zika (como Latinoamérica) que tengan relaciones con protección durante las 8 semanas posteriores a su viaje para evitar la transmisión. Si se presentan síntomas (fiebre, sarpullidos, dolor de cabeza) esta medida debe mantenerse durante seis meses.

Medicamentos: Efectos de los anticonceptivos

Si tomas pastillas anticonceptivas, extrema la precaución con la humedad. Tal y como comenta la Dra. Teresa Gómez, "algunas pastillas anticonceptivas pueden provocar una mayor incidencia de candidiasis, aunque el porcentaje es bajo". También recalca que estos medicamentos pueden aumentar el efecto del alcohol.