Sillas de coche para niños, su seguridad es lo primero

Sólo un uso correcto de los sistemas de retención infantil en los vehículos puede evitar a los niños muchas lesiones relacionadas con accidentes de tráfico.

Lo más popular

Con el fin de dar a conocer los accidentes en la infancia y en la adolescencia y prevenirlos, la Asociación Española de Pediatría AEP y la Fundación Mapfre acaban de presentar el estudio "Guía para padres. Prevención de lesiones no intencionadas".

De este estudio se desprende que el 23,7 % de las lesiones está causada por accidentes de tráfico, en la gran mayoría provocados por un uso inadecuado de los sistema de retención infantil. La segunda causa de accidentes (un 20 %) son ahogamientos por piezas sueltas de juguetes que no pasan los controles obligatorios; y la tercera, accidentes relacionados con quemaduras (13 %).

Publicidad

Viajando de forma más segura

Para que los pequeños vayan seguros dentro del coche es imprescindible usar de forma correcta el cinturón de seguridad y las sillitas. Según el citado estudio, el 63 % de los niños no viajan de forma correcta en el coche por mal uso de los sistemas de seguridad. El Reglamento General de Circulación señala que "los menores de edad de estatura igual o inferior a 135 centímetros deberán utilizar sistemas de retención infantil."

Lo más popular

Los niños se sentarán en el asiento trasero, excepto cuando el coche sólo disponga de asientos delanteros (en este caso, si el sistema de retención se coloca contra la marcha, hay que desactivar el airbag). A la hora de elegir el tipo de sillita, más importante que la edad del pequeño es su peso.

En bicicleta: siempre con casco

Otra causa frecuente de accidentes infantiles en la vía pública es no usar el casco cuando los niños montan en bicicleta. Es importante recordar que el empleo del casco es obligatorio en menores de 16 años.

Si va en bici, al aproximarse a un cruce, se debe moderar la velocidad y si es necesario detenerse. Hay que extremar la precaución si se acerca a un semáforo o a un paso de peatones. Y muy importantes para todos, no circular con cascos de música.

Los niños como peotanes

A partir de los 3 años, los niños pueden empezar a aprender normas básicas de educación vial. El accidente más común en la vía pública es cruzar la calle por sitios no seguros. Por eso, hay que tomar unas medidas de precaución como tener cuidado en las salidas de garajes y talleres; para cruzar la calle debemos esperar a que el semáforo esté verde y fijo para el peatón; esperar a que los coches estén parados; y en el parque debemos mostrarles cuál es la zona de juegos y qué límites no deben pasar.

More from Diez Minutos: