Salud: La enfermedad del dolor crónico

Es una situación que sufren más mujeres que hombres y es culpable deentre el 40 y el 80 % de las consultas médicas. Las personas mayoresde 60 son las que más la padecen.

Lo más popular

El dolor es una experiencia sensorial o emocional desagradable asociada a daño real o potencial. Hay varios tipos de dolor y, según su evolución en el tiempo, puede ser agudo, como consecuencia de un daño concreto que finaliza cuando cesa la causa que lo originó; o el crónico, que es el que no cesa cuando deja de actuar la causa sino que persiste en el tiempo y afecta severamente a la esfera emocional familiar y laboral.

Publicidad

La mayoría, por problemas reumáticos o hernias discales
El dolor crónico es el que se mantiene, por lo menos, durante seis meses y con una intensidad moderada y grave. Los españoles que más padecen este tipo de dolor tienen una media de 51 años y la causa mayoritaria, según los datos, se achaca a problemas reumáticos o hernias discales. El dolor crónico es, en sí mismo, una enfermedad. Por ello, todo individuo tiene derecho a que su dolor sea tratado como una entidad clara independientemente de la razón que lo provoque.

Lo más popular

Cifras alarmantes
10 millones de españoles padecen dolor. Un 54,9% lo ha padecido en los últimos meses. Si se incluye el dolor de cabeza, el postoperatorio y el oncológico, el porcentaje sube al 61,5%. Entre el 40 y el 80 % de las consultas médicas están relacionadas con él. El tiempo medio del dolor crónico es de más de nueve años y el 35% de los pacientes sufre dolor toda su vida.

Sus temidos efectos
Afecta a la calidad de vida: Quienes padecen dolor crónico tienen una afectación global de su calidad devida. Provoca limitaciones físicas y sensoriales, por lo que debe considerarse una enfermedad en sí misma.

Puedeser causa de depresión: España es el país de Europa donde se acusa mayor frecuencia de depresión por dolor, casi el 30 %. En Dinamarca, apenas llega al 11 %.

Pérdida del trabajo: Otra de las graves consecuencias del dolor crónico es la pérdida del trabajo. Se ha demostrado que las probabilidades de abandonar un puesto de trabajo por una enfermedad son siete veces mayor entre los individuos con problemas de dolor crónico que entre los que no.

Miedo al tratamiento: La mayoría de los pacientes se queja de que el médico se preocupa más por curar su enfermedad que por aliviar su dolor. Un 65 % de los enfermos sigue un tratamiento y consume dos pastillas diarias. Los especialistas dicen que, en nuestro país, se utilizan muy poco los opiáceos para aliviar el dolor por miedo a la adicción y por falta de información.