Apúntate a la moda “detox”

¿Te notas cansada, hinchada o no estás en tu peso? Elimina toxinas, kilos y volumen con la dieta “detox”, la más seguida por las famosas.

Alessandra Ambrosio, Beyoncé, Olivia Wilde, Miranda Kerr y Gwyneth Paltrow son algunas de las muchas famosas que la practican. Es la dieta de moda. Eliminas toxinas, volumen y grasa.
Distintas formas de seguirla
No hay una dieta “detox” estándar. La hay desde quien hace períodos de ayuno en los que sólo se consume agua, infusiones y zumos de frutas o verduras hasta los que la practican durante diez días a base de frutas, verduras, alimentos integrales y frutos secos. En estos casos, el menú diario pasa por cortar por completo con las proteínas animales (carne, huevos, leche), azúcares y alimentos procesados, alcohol, cafeína y nicotina.

Publicidad

También hay quien un día a la semana toma sólo fruta. Otra opción, perfecta para los que nunca la han practicado, es el llamado ayuno de mediodía, que consiste en tomar agua o zumo de fruta hasta la hora de la comida, que debe ser ligera, como la cena.

Todas son válidas porque ayudan a limpiar el organismo, tan cargado de toxinas por la mala alimentación o el estrés. Al limpiarte de toxinas, fortaleces el sistema inmunológico, disminuyes el riesgo de enfermedades cardiovasculares, mejoras tu sistema digestivo, rehidratas la piel, duermes mejor, te sientes con más energía y con más concentración. Y lo que es más importante, esta dieta puede ser perfecta para el inicio de una nueva vida con menos sal, grasas y azúcares; te lo pedirá el cuerpo tras desintoxicarlo.
Precauciones a tener en cuenta
Eso sí, antes de practicarla, consulta a tu médico y ten en cuenta que:
-Mientras la hagas no practiques ejercicios físicos fuertes, mejor yoga.
-No la empieces ni la dejes de manera drástica. Antes de iniciarla, durante unos días lleva una dieta sana y equilibrada y después comienza la ingesta de alimentos sólidos de manera gradual.
-Cubre tus necesidades de proteínas con soja, tofu o legumbres.
-Puede tener efectos secundarios como dolor de cabeza, fatiga, estreñimiento y debilidad. Descansa, no te automediques y, si no te encuentras bien, déjala paulatinamente.