Psicología: una jubilación 10

Enfoca con optimismo esta estapa.

Verla jubilación como una corta etapa de declive hacia el final de la existencia es un error. Con una expectativa media de 18 años de vida por delante y un estado de salud física y psíquica, en muchos casos, envidiable, prepararse para vivirla con optimismo y enfocarla como un premio al esfuerzo realizado es la actitud a tomar.
Afrontar la jubilación requiere un poco de paciencia y esfuerzo hasta adaptarse. Cualquier ruptura supone una crisis que debemos superar: reorganizar el tiempo, las relaciones, las actividades, los recursos económicos y la imagen de uno mismo. Prepararte es imprescindible para darle un nuevo sentido a tu vida, pero debes hacerlo pensando en que hoy jubilación no es sinónimo de vejez sino de libertad, cambioy oportunidades.
A veces nos cuesta demasiado comprenderlo. No es el momento de hacer todo lo que no pudiste hacer en el pasado, sino de centrarte en el aquí y ahora, aprovechando la experiencia para explorar nuevos caminos. Cada momento tiene sus motivos y probablemente hoy no tenga sentido revivir asignaturas pendientes. Lánzate a la aventura de vivir con ilusión cada oportunidad.

Publicidad

Llena tu tiempo libre
La clave de una jubilación satisfactoria es ocupar el hueco que ha dejado el trabajo con otras actividades. Comparte desinteresadamente tus conocimientos y tu compañía con los que te rodean. También es importante que hagas ejercicio físico, como nadar o hacer yoga, y disfrutes de la cultura con viajes, museos, Internet...