Los beneficios de la ozonoterapia

Vulvovaginitis, tan común con la llegada del calor; artrosis, dolor de espalda... os descubrimos una terapia llena de ventajas.

Con la llegada del calor se multiplican los casos de la vulvovaginitis, una afección que aumenta con el sudor y los bañadores húmedos. Para tratar la vulvovaginitis de repetición, una de las terapias más eficaces es la ozonoterapia, de la que nos habla la doctora Gloria Rovira, directora del Institut Catalá d’Ozonoterapia. Al ser un gas, se difunde fácilmente por toda la zona afectada con la ventaja de que no es dolorosa ni tiene efectos secundarios.

Publicidad

Ésta es una de las muchas aplicaciones que tiene la ozonoterapia, que ya se aplicaba para curar las heridas durante la I Guerra Mundial, cuando no había antibióticos. Desde 1987, cuando comenzó la Unidad de Ozonoterapia en el Hospital Quirón de Barcelona, la primera unidad hospitalaria en España, esta técnica ha ido ganando cada vez más terreno hasta convertirse en una de las terapias más eficaces en enfermedades muy comunes.  

Lo más popular

Qué trata
Además de la vulvovaginitis, es perfecta para la artrosis, uno de los primeros motivos de consulta en atención médica primaria; las hernias de disco, el dolor de espalda y lumbalgia, complicaciones en la diabetes, fibromialgia, apoyo en oncología, úlceras y retardos de cicatrización.

Cómo se aplica
El ozono médico, un gas con propiedades bactericidas, viricidas, fungicidas, analgésicas y antiinflamatorias, se aplica de diversas formas según la zona a tratar: mediante inyecciones o con tratamiento tópico (local). El tratamiento es ambulatorio e indoloro.