Mejora 
el tránsito intestinal en vacaciones

Con la llegada de unos días libres y los consecuentes viajes, algunas personas sufren problemas de estreñimiento al cambiar de hábitos y de residencia. Apunta nuestros consejos para evitarlos.

Lo más popular

Un simple viaje de vacaciones puede alterar el tránsito intestinal. Y es que, para algunas personas, estar varios días fuera de casa cambia la sensibilidad de su intestino. Para saber por qué ocurre, debemos conocer cómo es el tránsito intestinal.

Hay tres digestiones
Existen tres digestiones. Una nerviosa, que es la secreción de saliva y jugos sólo de pensar en comida. La segunda es la química, que se inicia con las enzimas de la saliva y las del estómago, que van transformando químicamente los alimentos. La tercera es la mecánica, en la que los movimientos peristálticos van agitando la comida y los músculos del estómago mezclan y baten como una auténtica hormigonera. El ácido es el encargado de matar las bacterias.

Publicidad

También el estómago tiene una parte de almacén. Por un lado, va triturando y preparando y, por otro, almacenando. Cuando la fase de la digestión ya está realizada, entonces abre la puerta de abajo, el píloro, y a través del duodeno, pasa al intestino delgado, un tubo de unos siete metros de largo y tres centímetros de ancho.

Por su interior, el intestino es como si fuera de terciopelo. Tiene unos pelillos, vellosidades, que son los encargados de ir separando las sustancias aprovechables; los aminoácidos, los ácidos grasos, los azúcares... Actúan como pequeñísimas jeringuillas, que van absorbiendo todas las sustancias nutritivas.

Lo más popular

A diario, pasan por el intestino alrededor de once litros y medio de alimentos digeridos, líquidos y secreciones gastrointestinales.

Una digestión pesada
Para evitar cualquier problema con el tránsito intestinal, es importante dedicarle a la comida el tiempo necesario. Comer deprisa es una de las razones por las que la digestión se hace pesada. Debemos comer tranquilamente y dedicarle el tiempo necesario para degustar la comida y no engullir los platos. A la hora de comer, es necesario masticar bien los alimentos porque lo que no haga la dentadura tiene que hacerlo el aparato digestivo. Debemos masticar mucho más con el fin de que la digestión sea para digerir y no para triturar lo que las piezas dentales no han hecho.

Ir al médico
•Aunque el estreñimiento es una dolencia generalizada, debes acudir al doctor si:
•En el plazo de una semana no se ha recuperado la normalidad a pesar de haber tomado medidas.
•Cuando se advierta de la presencia de sangre en las heces.
•Si se sufre de dolor abdominal agudo, vómitos y náuseas.

Mucha fibra
•Una dieta rica en fibra también en vacaciones es un seguro para tu intestino. La fibra vegetal tiene ventajas. Como no se digiere, no engorda. Al aumentar el volumen de los restos, facilita el tránsito digestivo y absorbe agua.
•Incluye en tu desayuno pan integral y una pieza de fruta como naranja. También puedes tomar manzana o pera bien lavada y sin pelar.
•En la comida, toma legumbres y verduras, pan integral y fruta.
• Para cenar, prueba verduras, espárragos, pescado y fruta.
•No te olvides de beber y de hacer ejercicio.