Come bien para preparar los exámenes

Te contamos qué alimentos incluir en la dieta para aumentar la capacidad de concentración y de memoria.

Cuando hay que preparar  un examen, se necesita que la memoria, la capacidad de concentración, la claridad mental y la rapidez de pensamiento estén al máximo. Todo eso se puede potenciar a través de los alimentos. Hay que optar por los cereales integrales, ricos en vitaminas del grupo B, que son imprescindibles para el buen funcionamiento del sistema nervioso.

Lo mejor es la espelta integral, el trigo integral, el arroz integral, el mijo y el trigo sarraceno. También la quinoa, que, aunque no es un cereal, es un alimento muy apropiado para adolescentes ya que tiene lisina, arginina e histina, tres aminoácidos clave para el crecimiento.

Publicidad

Para reforzar la memoria incluye pescados azules (especialmente la sardina). Tienen ácidos grasos esenciales (omega 3 y omega 6) y el aminoácido piroglutamato que está también en los lácteos.

Semillas e infusiones

Añade en la dieta semillas como el sésamo, y nueces, porque tienen mucho magnesio y triptófano, que ayuda a regular el sistema nervioso. Si se tuestan o se trituran se asimilan mejor sus nutrientes.

Lo más popular

Hay que evitar los azúcares y harinas refinadas porque favorecen la eliminación de minerales y vitaminas del grupo B. Y para beber, prepara infusiones de plantas como la de ginko biloba y vinca pervinca, porque aumentan la circulación cerebral asegurando la llegada de nutrientes al cerebro y, por tanto, mejoran la concentración.

Guisantes y huevos

Las legumbres, como judías y lentejas, no deben faltar en el menú de alguien que necesita concentrarse. El zinc interviene  en la memoria, y su carencia puede dar paso a ansiedad. También son recomendables los guisantes, fáciles de digerir y muy nutritivos, y los huevos. En cuanto a las frutas, tómalas enteras o en infusión y evita hacerlo después de comer.