El estrés que afecta a las mujeres

Un 15 % de las mujeres trabajadoras son víctimas de este mal, que comienza cuando creen que el trabajo les quita el tiempo que deberían dedicar a la familia.

Lo más popular

La sociedad actual exige a todos un esfuerzo grande. Pero más a la mujer precisamente por su rol social y porque se le asigna el papel principal en la conciliación de la vida laboral y familiar. Quizá por ello, un 15 % de las mujeres son víctimas del estrés. Si, además, son madres de familia, el porcentaje aumenta de manera considerable. Entre las que trabajan más de 39 horas por semana, tres de cada diez sufren estrés, porcentaje que disminuye a una cuando no tienen hijos.

Publicidad

Influyen las hormonas
A todo ello hay que añadir que la situación hormonal de la mujer facilita una mayor frecuencia de problemas de ansiedad. La doctora Ferrando Bundio de la Asociación de Psiquiatría Privada lo explica. “Esto es debido a los esteroides sexuales: estrógenos, andrógenos y progesterona. Sus fluctuaciones durante el ciclo menstrual pueden contribuir a los cambios que se producen en el ánimo de algunas mujeres”.

Lo más popular

Abuso de ansiolíticos

Los españoles abusan de los ansiolíticos. Se estima que el 2,5 % los consume de manera regular y, un 15 %, de manera esporádica.
A la hora de buscar las causas, existen claves sociológicas. Una sociedad de bienestar con escasa tolerancia al fracaso; un trabajo cada vez más exigente e inseguro; la falta de apoyos familiares y la soledad son algunas de ellas.
Siete de cada diez consumidores de estos psicofármacos son mujeres. Hay menos varones porque éstos suelen utilizar el alcohol como ansiolítico.

Otras consecuencias

El problema no es estar más o menos nerviosa, sino que ese estrés nos pasará factura. La misión del estrés es prepararnos para la acción pero, si ésta no ocurre, la descarga de energía se acumula y surgen los problemas.
1. Pueden movilizarse las grasas e ir a la sangre, con lo que aumenta el riesgo coronario.
2. Disminuye nuestro sistema inmunitario.
3. Hay trastornos en el sistema nervioso vegetativo.
4. Los nervios inducen al estómago a una mayor producción de ácidos.
5. La sexualidad se distorsiona.
6. Disminuyen las defensas orgánicas.
7. Llega el insomnio

Consejos para evitar la ansiedad

1. Cuando aparezcan los primeros síntomas graves, consulta con un especialista.
2. No debes abandonarte.
3. Hay que descargar la tensión acumulada. No es que haya que ir dando puñetazos por la calle ni ir saltando a todas partes. Debemos acompasar el esfuerzo psíquico con el físico. Eso se consigue practicando cualquier deporte de una forma progresiva y continuada. Un buen deporte es el paseo porque distrae y suele calmar los nervios.
4. Hay que imponerse como norma la adaptación, es decir, asumir que se vive en un entorno agresivo. Que, aunque nosotros nos aceleremos, no vamos a conseguir nada.
5. Es importante comunicarse. Hay que tener una vida en común y comunicada.