Cristina Mitre te enseña a correr

Directora de belleza de la revista “ELLE”, es una “runner” convencida. Acaba de correr su primera maratón y ha escrito un libro, “Mujeres que corren”, para compartir su experiencia.

Lo más popular

La primera vez que se puso unas zapatillas y salió a correr pensaba que no volvía a casa, “me dolía todo, creí que me iba a dar una lipotimia”. Pero Cristina Mitre aguantó gracias al ánimo de otras chicas y ahora ella misma encabeza el movimiento  solidario “Mujeres que corren”, lema que titula su libro, publicado por Temas de Hoy.

-El primer día suele ser un infierno. ¿Cuánto tiempo tenemos que darnos para que “enganche”?
-Los primeros 21 días hay que planteárselos para aumentar la resistencia poco a poco, pero sin terminar con la sensación de que no puedes más porque abandonas. 

Publicidad

-¿Y cómo sabemos dónde está el límite o el ritmo?
-Si no llevas pulsómetro, una forma de saber si llevas el ritmo adecuado es que puedas mantener una conversación. Si sales con una amiga y vas hablando mientras corres, es buen ritmo.

-¿Cuándo llega el momento de aumentar ese ritmo?
-Nunca se puede aumentar a la semana más de un 10% de distancia y de intensidad.

-¿Cuántos días por semana hay que salir a correr?
-Tres es más que suficiente, y que no sean seguidos. Ponerte cinco  días es un error, porque hay que descansar. El resto puedes combinarlo con elíptica o fuerza-resistencia con gomas. En el libro cuento incluso cómo hacer ejercicio con bayetas, por ejemplo.

Lo más popular

-¿Qué importa más, la forma física o la motivación?
-Ambas, pero la motivación es importantísima porque es lo que te da esa capacidad de sufrir y soportar el dolor.

-¿Es un error empezar a correr para adelgazar?
-Es tan buen motivo como otro, yo empecé para quitarme dos kilos. Pronto medirás los progresos en km, no en kilos.

-Superaste un cáncer con 25 años. ¿Qué relación tiene con tu pasión por correr?
-No empecé a correr por la enfermedad, pero es cierto que corriendo me encuentro muy bien físicamente porque me ayuda a serenarme. Y es verdad que una vida sana y el ejercicio previenen el cáncer. Las mujeres que lo han padecido y son activas tienen tres veces menos posibilidades de recaer.

Si nunca has corrido Cristina da algunos consejos básicos:

• Comienza con los famosos “cacos”, que consisten en alternar dos minutos corriendo, dos caminando, dos corriendo, dos caminando... Así hasta conseguir algo de fondo que te permita ir aguantando sin sufrir demasiado.
• Ve al médico de cabecera, dile que quieres empezar a correr y que te haga un examen que incluya un electro, vea cómo están tus articulaciones...
• No te pongas retos imposibles y escoge qué tipo de “runner” quieres ser. Y piensa que siempre puedes ir más allá de tus propias limitaciones.

Antes y después

Pese a lo que se cree, nunca se debe estirar antes de salir a correr porque los músculos y las articulaciones están frías y por tanto no preparados. Lo mejor es calentar diez minutos (calentamiento activo, como trotar, porque el objetivo es que te suban las pulsaciones y aumente el ritmo cardíaco) y, cuando acabes de correr, hay que caminar unos diez minutos y luego estirar tranquilamente al llegar a casa.+

Inversiones

“Las dos inversiones que hay que hacer antes de empezar a correr son las zapatillas, que conviene comprarlas en una tienda especializada donde van a estudiar tu pisada y a darte las más adecuadas para ti. Y el sujetador; aunque tengas poco pecho. No puedes ir con uno normal, sino con uno de alto impacto porque el pecho puede llegar a desplazarse hasta 21 centímetros. Y nunca olvides un buen protector solar”.

Alimentación

“No creo en dietas específicas para correr, pero sí en una alimentación sana. No hay que saltarse ninguna comida (yo como hasta siete veces porque intento mantener a raya los niveles de insulina para que no me entren ataques de hambre). Un menú tipo sería: desayunar copos de avena con leche. A media mañana, una pieza de fruta y medio sándwich. Comida: proteína y carbohidrato. A media tarde, otra pieza de fruta con una barrita. Y de noche, proteína y verdura”.

Carrera solidaria

Cristina dedica su esfuerzo y sus kilómetros a la investigación contra la leucemia infantil gracias a su dorsal “Uno entre cien mil”. Corrió su primera carrera con él y ha terminado abanderando el movimiento “Mujeres que corren”, que el año pasado ayudó a recaudar 75.000 euros para la investigación contra esta enfermedad. mujeres-que-corren.com