Recárgate de vitaminas con frutas y verduras

Los zumos y los jugos son perfectos para renovarte por dentro y por fuera y para mejorar tu salud.

Lo más popular

Los zumos de frutas y jugos de verduras deben ser algo fijo en nuestra alimentación por su contenido en vitaminas, minerales, enzimas y fitonutrientes, que nos ayudan a renovar y mantener el bienestar.

Alimento natural
Los zumos y los jugos son alimentos muy asimilables y muy bien tolerados por todo el mundo, pero deben ser naturales. Son más diuréticos, más alcalinizantes, más mineralizantes y más tonificantes. La mejor hora para tomarlos es en ayunas, para que el cuerpo aproveche mejor todos sus beneficios, y entre horas.

Publicidad

Zanahoria y manzana
Es perfecto el de zanahoria con manzana y apio. La zanahoria tiene betacarotenos para la piel, aceites orgánicos que limpian el intestino. La manzana es digestiva, diurética, depurativa y laxante; rica en hierro y potasio, previene el colesterol y es ideal para piel e hígado. Y el apio es diurético y depurativo. Otro zumo muy rico es el de piña, digestivo y muy recomendable para dispepsia, malas digestiones y para estómagos delicados. Y el de tomate, antioxidante, es ideal para la próstata. El de granada ayuda a neutralizar los radicales libres, previene el colesterol, disminuye la acidez y es cardioprotector.

Lo más popular

Lechuga y pepino
Los jugos de verduras tienen más poder antioxidante y limpiador y menos azúcar. Recomiendo los de espinaca, zanahoria y pepino. La espinaca aumenta la vitalidad, limpia el organismo, detoxifica el sistema linfático, el hígado y los riñones. El pepino ayuda a disolver cálculos en los riñones, da flexibilidad a los músculos y elasticidad a la piel; y la lechuga es ideal para el sistema nervioso, ayuda a los músculos y aporta elasticidad a la piel. El de patata en ayunas es antiulceroso.

Cargadas de beneficios

Los zumos de frutas y los jugos de verduras son agua viva que nos aporta la mejor energía para funcionar y las reservas necesarias para un buen metabolismo.

Los minerales, que encontramos principalmente en las verduras, son imprescindibles en todos los tejidos del organismo ya que permiten que las hormonas, enzimas y vitaminas funcionen correctamente.

Las vitaminas, que están sobre todo en las frutas, son necesarias para utilizar los nutrientes. Los fitonutrientes son sustancias no nutritivas muy complejas pero potencian la acción de las vitaminas, como la vitamina C o los flavonoides, que son los grandes antioxidantes.