Vida sana: Alimentación infantil

¿Tienes pánico al momento de sentar a la mesa a tu hijo? Rocío Ramos-Paúl, la “Supernanny”, nos da sus consejos en esta entrevista.

Encargada de ayudar a padres en apuros, Rocío Ramos-Paúl da las pautas para que la comida no sea una desesperación. 

-¿Cuál es el principal error en la alimentación?
-Hay mucha preocupación por que el niño coma, lo que hace que los padres estén muy pendientes. Así, el niño aprende que esa situación la puede manejar y empieza con el “ahora no mastico”.

-¿Y la situación se va complicando?
-La preocupación termina en enfado y castigos. Así, día tras día, porque el niño siente que recibe atención.

Publicidad

-¿Cómo cortar el círculo?
-Mientras se come no se habla de comida: olvídate del “come” y hablad de qué tal ha ido el día.

-¿Qué pautas concretas se pueden seguir?
-La comida debe durar entre 20 y 40 minutos. Y hay que prohibir picar entre horas aunque no se haya terminado la comida.

-¿La rutina influye?
-Lo principal es el hábito: comer a la misma hora, en el mismo sitio y con la misma rutina, como lavarse las manos, poner la mesa, comer todos lo mismo...

Lo más popular

-¿Cómo estimularlos?
-Dándoles autonomía, como comer solos. A partir de los cuatro años, hacer con el niño tres listados con comida que le gusta, la que le gusta poco y la que no le gusta, e ir alternando. Cuando tome algo que le gusta poco, se le debe dar de nuevo a la semana siguiente. Una vez que prueba 50 cucharadas de algún alimento (no de golpe), lo asimila y ya lo come.
Nada de picoteo

-¿Y si come mucho?
-No comprar picoteo. Comer estirados porque el cubierto tarda más en llegar a la boca. Y servir en plato pequeño. Además, en la mesa, nada de tele.

-¿Pueden repetir?
-Deben pasar cinco o diez minutos para llegar a sentir la saciedad.

-¿El excesivo gusto por la comida esconde otros temas?
-En muchos casos habría que trabajar el lado emocional, porque suelen ser niños que satisfacen con la comida problemas emocionales.