Usa los rayos del sol como medicina

La luz solar provoca sensación de buen humor, ayuda a la asimilación de calcio en los huesos y evita el desarrollo de células cancerígenas.

Lo más popular

El sol no es tan malo. Pero hay que tomarlo con cuidado y con precaución. Entre otras cosas, porque sus radiaciones se van acumulando y, como se dice habitualmente, la piel tiene memoria. Es posible que muchos años después aparezca una lesión debida precisamente a la incidencia del sol.

El sol tiene una gran parte positiva. Nos pone, por ejemplo, de mejor humor. Sin entrar en demasiados detalles, con el sol, la glándula epífisis, situada en el cerebro, segrega serotonina, la hormona del optimismo de vivir y la alegría. Otro de los beneficios del sol, tomado siempre con las precauciones necesarias, es el papel preventivo de las radiaciones ultravioleta en la síntesis de vitamina D. Nosotros disponemos de una “provitamina”, y es el sol quien la convierte en autentica vitamina D que nos sirve para fijar el calcio de los huesos. Muchos especialistas sostienen que es conveniente tomar el sol un rato cada día; y hay estadísticas que señalan que a mayor exposición a la luz del sol corresponde una paralela disminución en la incidencia de algunos tipos de cáncer.

Publicidad

FALSAS CREENCIAS

1. El moreno de máquina no protege del sol. Los dermatólogos llaman la atención sobre la creencia, generalizada, de que si antes de la exposición solar se toman unas sesiones de rayos UVA, después el sol directo ya no tiene peligro. Nada mas erróneo.

2. Cuidado con los reflejos. Las nubes absorben  apenas un 10 % de las radiaciones. Eso quiere decir que, aunque el día esté nublado, podemos absorber mucha radiación e incluso quemarnos sin sentir calor. Por si fuera poco, a la radiación directa hay que añadir la radiación reflejada que aumenta un 10 % en el agua y un 25 % en la arena de playa.

Lo más popular

EL MEDICAMENTO MÁS PODEROSO ES GRATIS

El naturista Jorge Sintes Pros nos enseña en el libro “Virtudes curativas del sol” (Ed. Obelisco. P.V.P.: 12 €) cómo tomar el sol sin riesgos y cuenta por qué la exposición solar es una de las prácticas más saludables a incluir dentro de nuestros hábitos de salud. El sol es un gran distribuidor de salud y curación para todas las formas naturales de vida, al tiempo que significa la muerte para los agentes productores de enfermedades.

CONSEJOS PARA TOMAR EL SOL

•No tomarlo en las horas centrales del día.
•Usar gafas de sol homologadas y llevar la cabeza siempre cubierta. Cuidado con la coronilla, el cuello y el escote.
•Hidratar la piel. Después del sol, usar cremas que contengan antioxidantes.
•Durante la ducha se puede realizar una frotación no muy intensa. La piel estimulada tiene mayor resistencia.
•Si a pesar de todas las precauciones aparece enrojecimiento, debe resguardarse del sol durante dos o tres días.
•No caiga en la tentación de arrancar los “pellejitos” si se pela por alguna parte. Puede ocasionar lesiones dolorosas. No exponga al sol esa zona que se ha pelado, ya que esa piel nueva es muy sensible.
•El sol también tiene efectos negativos, como el fotoenvejecimiento (la piel se arruga y se acartona) y la fotosensibilización, que puede originar erupciones y picores.