Lucha contra el mal aliento

El 20 por ciento de la población padece halitosis, que se define como la percepción de un olor desagradable en la boca.

Lo más popular

Se conoce con el nombre de halitosis lo que popularmente llamamos “mal aliento”. Hay quien identifica el término con cacosmia aunque, en propiedad, cacosmia se emplea para designar la percepción subjetiva de un mal olor que, en realidad, no existe.

Casi dos de cada diez personas padecen este problema serio que impide, en muchos casos, una relación social normal y satisfactoria. Quien la padece puede sentirse rechazado porque hay una tendencia a creer que siempre que se padece ese mal olor de boca es por falta de higiene. Y no siempre es así.La verdad es que en toda boca sana y limpia no tiene por qué haber ningún olor determinado salvo aquel que se deriva de la condición de cada uno.

Publicidad

Puede tener hasta 80 causas distintas
La halitosis se define como la percepción de un olor desagradable en la boca. Pero eso no significa que haya una enfermedad bucal. Hay quien señala hasta 80 causas distintas. En todo caso, la boca es el conducto de salida del aire respirado y de las vías digestivas.

El olor desagradable puede provenir, por ejemplo, del pulmón y especialmente si se padece alguna enfermedad séptica, o de la faringe. Puede encontrarse el origen en la boca, en el propio estómago, en el intestino o en el hígado.

Lo más popular

Su origen, normalmente en el boca
Un informe publicado por el Instituto del Aliento confirmó que, el 60 por ciento de las causas que provocan mal aliento, tienen su origen en la boca.

Dentro de lo que cabe, el por qué de la halitosis es sencillo. Al descomponerse, cualquier sustancia orgánica, huele. Una boca que no está en perfectas condiciones, es posible que acumule restos que, al descomponerse, huelan.

Otras causas de la halitosis pueden estar en los problemas pulmonares porque esas afecciones, pueden dejar su rastro en el mal aliento.

En las infecciones causadas por gérmenes anaeróbicos, que son los que no pueden vivir en contacto con el aire, también se puede desprender un olor desagradable.

Dentro del organismo, pueden producirse reacciones químicas que desprendan sustancias aromáticas como en la urea. Además, no hay que olvidar que el aliento y la mucosa bucal es el medio de eliminación de sustancias que tiene el organismo. En los casos de sinusitis, también hay halitosis.

La halitosis esencial es aquella que no se sabe de dónde proviene. Puede aparecer en personas que comen mucha grasa.

Posibles soluciones
Lo primero que hay que hacer es buscar la causa. Si es un reflejo de un mal de hígado, estómago o pulmón, debe atajarse ese mal. Eliminada la causa, desaparecerá. Si es halitosis de origen desconocido los consejos son: higiene extrema en la boca, revisiones bucales y enjuagues. Suelen ser muy efectivas las pastillas de clorofila que se venden en las farmacias. Una de las causas más frecuentes de la halitosis radica no en una higiene deficiente sino en una boca en mal estado. Por ejermplo, una funda mal encajada puede tener restos que provoquen mal olor. La halitosis “de ayuno” es la que aparece al levantarse. Un buen lavado bucal y cepillado de dientes es suficiente.