Salud: A la guardería por primera vez

Antes de empezar el curso escolar, debemos revisar su calendario de vacunas y llevarlos a una revisión con el pediatra.

Lo más popular

El comienzo del curso ya está aquí. Y si es la primera vez que tu hijo va a la guardería, es el momento de visitar al pediatra. Y es que, a partir de ese momento, va a pasar una tras otra todas las enfermedades infantiles. Protegido inicialmente por las defensas de la madre, en casa tiene un ambiente bastante libre de gérmenes. Pero cuando llega al centro escolar, se encuentra con otros niños y, bien porque tienen hermanos mayores o por otras circunstancia, propician el ambiente para que los microorganismos patógenos actúen.

Publicidad

También se debe revisar el calendario de vacunas, especialmente si tiene hermanos mayores. Hay que procurar que duerma lo suficiente porque los cambios suelen afectar mucho a los niños.

Vigila su alimentación
Es importante que el niño esté bien alimentado, que no es lo mismo que muy alimentado. Siempre es mejor evitar la obesidad que combatirla. Si la alimentación es variada y con aporte de frutas y verduras no tendrá mayores problemas.

Lo más popular

La vitamina C le puede proporcionar defensas. Las fresas aportan cuatro veces más esta vitamina que la naranja. Y un kiwi tiene seis veces más vitamina C que un limón o una naranja; y también proporciona hierro, potasio, magnesio y calcio.

VENTAJAS E INCONVENIENTES
A favor

1. Es el lugar donde el niño se socializa. Aunque algunos psicólogos apuntan a que los pequeños, hasta que no cumplen tres años, no juegan “con” alguien, sino “en paralelo a” alguien, que es distinto.
2. También comprende que hay más niños como él, sobre todo si el pequeño es hijo único.
3. Les enseña un poco de disciplina.
4. Aprende a compartir.
5. En el centro escolar, hay muchos estímulos, por lo que aprenden más deprisa. No sólo por él, sino por imitación de otros compañeros.

EN CONTRA
1. Contagio de toda la gama de enfermedades infantiles. Como en las guarderías hay niños de varias edades, el recién llegado va cogiendo todo. Se supone que esto no es malo porque los niños refuerzan su sistema inmunitario.

2. Si el niño se pone enfermo no podrá ir a su centro escolar y alguien deberá cuidarlo en casa.

A tener en cuenta
Además de la proximidad y el precio, debemos analizar otros factores para elegir la mejor guardería. Es conveniente hablar con otros padres que lleven allí a sus hijos para ver cómo es el trato. También es interesante saber cuántos niños hay por aula y la amplitud que tienen para jugar. La ley indica que debe haber 1,5 metros cuadrados por puesto y no menos de tres en la zona de recreo. En cuanto a plantilla, se recomienda una persona cada 6-8 niños si tienen menos de un año y una persona para cada 8-10 si tienen de uno a tres años.