Bebidas que alargan tu vida

Descubre la forma más fácil, práctica y deliciosa de cuidarte con zumos, tés, infusiones y smoothies.

Si has decidido cuidarte a partir de ahora, conoce las bebidas que harán que tu vida sea más duradera y de calidad.

Zumos
Anímate a combinar zumos de frutas. Dale rienda suelta a tu imaginación y ofrécele a tu cuerpo vitaminas. La fruta es salud: rica en vitaminas, fibra, antioxidantes y sales minerales y baja en calorías. La mayoría de sus propiedades está en la piel, por lo que conviene que no la peles. Eso sí, lávala bien con agua fría. También puedes hacer zumo de hortalizas.
 

Publicidad

Smoothie
Los batidos de leche y fruta fresca, que se toman bien fríos, están de moda. Suponen una forma fácil y natural de ingerir vitaminas, proteínas, calcio y antioxidantes. Puedes sustituir la leche por bebida de soja.

Infusiones
El té es la segunda bebida más consumida del planeta después del agua. Las plantas regalan mil y un beneficios para la salud, que puedes saborear en té, tisana, infusión... Además, ahora las hay con tantos sabores que seguro que encuentras la ideal para ti.

Lo más popular

Deliciosas recetas

Infusión de tila, manzanilla y sauce blanco (relajante)

1 cucharadita tamaño café de tila
1 cucharadita tamaño café de manzanilla
1 cucharadita tamaño café de sauce blanco
1/2 litro de agua
miel

Mezcla las hierbas en una tetera, calienta agua en un cazo y cuando esté a punto de hervir échala en la tetera, tapa y deja reposar 8 min. Cuela y endulza con miel.

Zumo de naranja y frutas del bosque (antiséptico)

2 naranjas
100 g de moras
100 g de fresitas del bosque
100 g de arándanos azules (un potente antiséptico contra las infecciones).

Lava la fruta, pela las naranjas y retira las partes blancas. Pasa la fruta por la licuadora, remueve, prueba el zumo y agrégale una pizca de miel o edulcorante.

Tisana de rosa, frambuesa y menta (energética)

6 pétalos de rosa
6 hojas de frambuesa fresca
6 hojas de menta fresca
1/2 l de agua

Agrega frambuesa y menta al agua hirviendo y déjala hervir dos min. Apaga el fuego, deja que el hervor baje y agrega los pétalos de rosa. Deja reposar 5 min. Cuela la tisana y agrega, si quieres, miel.