10 claves para un curso 10

¿Agobiada ya con la vuelta al cole y el “ponte a estudiar”? Este año, empieza el curso bien desde el primer día... y mejor un poco antes.

El curso escolar comienza en unos días. Este año, no esperes a llevarte disgustos cuando veas que las notas no son las esperadas. Sigue los consejos de la psicóloga Isabel Álvarez y consigue que tus hijos cojan el curso bien desde el primer momento.

1. Empezar el curso bien es empezarlo unos días antes del inicio de las clases. A los pequeños les cuesta tanto como a los mayores volver de golpe a la rutina, lo que puede provocarles irritabilidad, agotamiento y dolores de cabeza.

Publicidad

2. Recupera los hábitos del curso dos o tres días antes del comienzo. Vuelve a coger horarios de sueño, rutina de alimentación y lee media hora al día para despertar la atención.

3. Habla, sobre todo los primeros días, con ellos justo a la salida del colegio para ver qué tal ha ido el día. Es cuando más cuentan.

4. Desde el primer día, deben hacer deberes y, si no los tienen, repasar lo que han dado en clase.

Lo más popular

5. El estudio debe realizarse siempre sin elementos de distracción. Nada de televisión, música o móvil. Sobre la mesa debe estar sólo la asignatura que vayan a trabajar.

6. No les repases a diario sus deberes, sentirán que no confías en ellos. Es bueno que sepan que te interesas por ellos y que, si tienen dudas, pueden preguntarte pero no eres su guardián. De esta forma los harás autónomos y responsables.

7. Las actividades extraescolares deben ser lúdicas. Meterles en clases con lo que peor se les da hará que lo odien más aún y, además, terminen agotados.

8. No caigas en el error de imponer la ley de la perfección. No hay niño perfecto como no hay adulto perfecto y no puedes exigir que sean buenos en todo.  

9. La clave para acompañarlos en el día a día es afecto y autoridad sin confundirlo con sobreprotección y autoritarismo.

10. Fomenta la empatía, entendiendo cómo se sienten, aunque no siempre lo compartas; el diálogo, buscando juntos la solución a los problemas; y valorarlos positivamente, con palabras de ánimo y confianza, son claves para ellos.