Haz deporte pero con seguridad

Desde los 35 años, antes de ir a clase de zumba o salir a correr, hay que realizarse un reconocimiento médico-deportivo.

Lo más popular

Una de las buenas intenciones de septiembre es retomar la actividad física porque siempre se habla de los beneficios del deporte. Practicarlo es saludable pero, desde el punto de vista sanitario, conviene tener presente una serie de normas.

Antes de lanzarse a realizar cualquier actividad deportiva, sobre todo si tiene más de 35 años, es conveniente realizarse un reconocimiento médico-deportivo. El especialista le va a orientar sobre qué tipo de ejercicio o de deporte puede y debe hacer. Ver qué límites debe imponerse, cómo debe iniciarse y hasta dónde debe llegar para evitar lesiones.

Publicidad

Al hacer ejercicio, es importante controlar las pulsaciones. Puede calcular el número máximo de latidos que le conviene a su corazón restando su edad a 220. Por tanto, una persona de 40 años puede llegar a 180 pero lo aconsejable es no superar un 75 % de esa cifra.

Hidratación

Para poder realizar una actividad física es necesario estar bien hidratado. En circunstancias normales necesitamos entre litro y medio y dos litros de líquido al día. Si lo perdemos por actividad física esa cantidad se puede elevar hasta los seis litros. Hay que beber antes y después de hacer deporte.

Lo más popular

Beneficios y riesgos

HUESOS MÁS FLEXIBLES
El deporte es beneficioso para todos si se hace bien y uno va adaptándose al nuevo ritmo. Uno de sus beneficios es que, al practicar una actividad física continuada, los huesos tienen mayor resistencia y flexibilidad.

AUMENTA EL CORAZÓN
Con el deporte, el corazón aumenta de tamaño e incrementa su potencia bombeadora.

MÁS MÚSCULO
Los músculos tendrán más riego y más potencia. Los vasos sanguíneos también estarán más limpios.

ADIÓS A LOS KILOS DE MÁS
La práctica de ejercicio, combinada con una dieta, te ayuda a eliminar el exceso de peso.

ELEGIR EL DEPORTE ADECUADO
No todos los deportes afectan al organismo de la misma manera. Hay que dejar aconsejarse por profesionales para elegir bien.

LESIONES LEVES
Si se realiza un deporte sin la preparación previa, pueden surgir los problemas. No tienen por qué ser lesiones graves. Pueden ser molestias leves que se producen en un pie o una rodilla al finalizar la actividad.

LOS “TIRONES”
Las roturas fibrilares, que es como técnicamente se llama a los “tirones”, se producen por un estiramiento forzado. Suelen sufrirlo las personas que no están preparadas físicamente y realizan un esfuerzo brusco.

Decálogo de la buena práctica

Para quienes se sientan tentados a hacer deporte, atención a este decálogo:
1. Es importante conocer bien el deporte que quiere realizar.
2. Hay que dominar la técnica razonablemente.
3. Debe conocer el medio ambiente en el que se desarrollará su nueva actividad.
4. Tiene que saber cuál es su propio estado de salud por si no le conviene el deporte elegido.
5. Hay que saber cuáles son sus propias limitaciones físicas. Nadie se conoce mejor que uno mismo.
6. Debe estudiar el material que se usa para el deporte elegido porque un buen uso del mismo le ayudará a realizarlo correctamente.
7. Es importante iniciar la actividad poco a poco, de forma progresiva, hasta llegar a un nivel aceptable.
8. No hay que ser insensato ni imprudente.
9. Debe saber parar a tiempo, sin excesiva fatiga  y sin disimular el cansancio con estimulantes y analgésicos.
10. Tiene que adoptar hábitos que ayuden al deporte.