Osteoporosis, prevenirla a tiempo

Afecta a una de cada tres mujeres de más de 50 años, pero puedes frenarla con una dieta rica en calcio y evitando el sedentarismo.

Lo más popular

Una de cada tres mujeres mayores de 50 años sufre osteoporosis, y la situación se agrava aún más porque ocho de cada diez personas no están diagnosticadas. Se trata de una enfermedad que se caracteriza por la disminución de la masa ósea y, por tanto, conlleva un aumento de la fragilidad de los huesos.

La prevención es clave para hacerle frente. Por eso, con motivo del Día Mundial de esta enfermedad, el 20 de octubre, conviene recordar que una alimentación rica en calcio y el ejercicio son la mejor arma frente a ella. Es fundamental evitar el sedentarismo y llevar a cabo una vida activa.
 

Publicidad

Es indolora

La enfermedad avanza sin que se note porque muchas personas consideran que, si padecieran osteoporosis, sentirían dolor. No prestan, por tanto, la atención adecuada a sus huesos y se agrava el riesgo de fracturas –en España se producen unas 210.000 al año–. Las más habituales son en vértebras, cadera y antebrazo, y el riesgo de sufrirlas se incrementa con la edad.

Además de la edad, existen otros factores que predisponen a ello como tener antecedentes familiares, haber sufrido fracturas anteriores, el tratamiento con algunos fármacos y el sexo. Lo cierto es que se da más en las mujeres pero, a partir de los 75 años, afecta por igual a ambos sexos.

Lo más popular

Qué comer

Es imprescindible incluir calcio en la dieta diaria: leche y yogures. También hay productos específicos que ayudan a llegar cada día a la ingesta de calcio recomendada de forma fácil (los expertos recomiendan tomar unos 1.200 mg diarios). Incorporar también pescados –anchoas, sardinas, lenguado, salmón, boquerones y mariscos–, queso –en especial emmental y gruyere–, verduras –espinacas, col, cebollas, berros, acelgas, grelos, cardos y brócoli–, frutos secos –almendras, nueces, avellanas y pistachos– y frutas –fresas, guayaba, higos, limón, mango y manzanas–.

Qué hacer

Al ser una enfermedad indolora, hay que aprender a detectarla. La densitometría es una prueba médica que sirve para diagnosticarla ya que determina la densidad mineral ósea.

Se tiene en cuenta la edad de la persona, así como episodios de fracturas previas o la menopausia precoz.

Es fundamental evitar el tabaco y el alcohol, ya que son factores que debilitan los huesos.

Se presta más atención a las mujeres pero un tercio de las fracturas de cadera se dan en los hombres y la mortalidad puede alcanzar el 37% de los casos debido a diagnósticos tardíos.

Actividad física

Evita el sedentarismo y lleva a cabo alguna actividad física controlada y moderada. Uno de los mejores deportes es caminar, aunque también se puede correr, hacer yoga, montar en bicicleta o ir al gimnasio. Conviene, eso sí, consultar antes al médico ya que, dependiendo del estado de tus huesos, puede aconsejarte no hacer determinadas cosas.