Vida sana: vive un verano seguro

Que nada ni nadie estropee tus vacaciones. Toma nota de estos consejos y ¡a descansar y disfrutar!

Lo más popular

Llegan las deseadas vacaciones y con ellas, desgraciadamente, percances habituales en esta época, como los golpes de calor o las quemaduras solares, las indigestiones o los accidentes. El 90% de estos problemas se deben a descuidos; por eso, nada mejor que tomar conciencia de los riesgos de esta época del año y prevenirlos para que puedas pasar las mejores vacaciones sin sustos para ti ni para tu familia.

Publicidad

Hora del baño
• LOS NIÑOS deben estar vigilados continuamente.
• NO DEBEN METERSE en el agua bruscamente tras una comida copiosa o una exposición prolongada al sol.
• ACUDE a lugares habilitados para el baño.
• CONOCE las normas de seguridad que rigen la playa y piscina; nunca te tires de cabeza en lugares desconocidos.

Durante el viaje
• AL VOLANTE, descansa cada dos horas, usa el cinturón de seguridad y las sillas de coche para tus hijos, no consumas alcohol y no te distraigas con el móvil o el GPS.
• EN EL AVIÓN, tren o autobús, si el viaje es de larga duración, levántate cada cierto tiempo y camina, mejor de puntillas.
• SI VIAJAS AL EXTRANJERO, infórmate de las vacunas y tratamientos preventivos necesarios.

Lo más popular

Alimentación
• MANTÉN los alimentos bien refrigerados y evita los que hayan permanecido mucho tiempo a temperatura ambiente. 
• TEN PRECAUCIÓN con los alimentos hechos con huevo. Consume mejor mayonesa envasada o tómala recién hecha.
• VIGILA el consumo de pescados y mariscos crudos, carnes poco cocinadas y productos artesanales.
• ASEGÚRATE de que las ensaladas, frutas y verduras crudas estén bien lavadas con abundante agua corriente antes de consumirlas.
• CONSUME agua embotellada y evita hielo que no haya sido preparado de forma segura.
• DESCONGELA los alimentos dentro del frigorífico.
• LA CARNE, LAS AVES Y EL PESCADO deben cocinarse lo suficiente para destruir posibles microorganismos.
• LA LECHE tómala siempre envasada, al igual que los productos lácteos, y evita la repostería o helados que no te den  garantías.
• EL MARISCO debes tomarlo en sitios de confianza.
• LÁVATE las manos con frecuencia y, especialmente, si vas a manipular alimentos o a consumirlos.
• RECHAZA alimentos expuestos en sitios públicos fuera de vitrinas refrigeradas y que no estén tapados convenientemente.

Combate el calor y el sol
• BEBE MUCHO LÍQUIDO, aunque no tengas sed, y evita el alcohol porque favorece la deshidratación.
• USA ROPA ligera, de algodón y colores claros, sombrero o gorra, y calzado transpirable.
• USA PROTECCIÓN SOLAR de acuerdo a la sensibilidad de tu piel y aplícalo generosamente media hora antes de tomar el sol. Evita una exposición prolongada en las horas centrales del día.
• CIERRA LAS VENTANAS de casa durante el día y airea tu hogar a la caída de la tarde y por la noche.
• EVITA ESFUERZOS FÍSICOS que generen intenso sudor en las horas de más calor. El ejercicio físico, mejor en lugares cerrados y climatizados.
• NO DEJES ESPERANDO en el coche a menores y personas mayores.
• ALTERNA ratos de sol y de sombra.

Laxantes en tu botiquín
• A la hora de organizar la maleta, prepara también un botiquín con algunos imprescindibles que pueden ser de gran ayuda. Incluye en tu kit básico laxantes de origen vegetal, ya que resultan muy útiles para el estreñimiento ocasional debido a los cambios de hábitos que conllevan los viajes y las vacaciones.
• Tampoco olvides las pastillas para el mareo, antidiarreicos, analgésicos y antitérmicos, como el paracetamol o el ácido acetil salicílico.
• Otros productos imprescindibles para tu botiquín son un repelente de insectos para evitar picaduras, agua oxigenada, alcohol de 90º, tiritas y termómetro.