Psicología: “No consigo relajarme ni en vacaciones”

Cuídate y busca la mejor forma para relajarte, por tu bien y por el de los tuyos.

Saber relajarse es imprescindible para mantener una buena salud física y psíquica; cuerpo y mente necesitan desconectar y descansar para recuperarse del estrés o evitar un desgaste excesivo. Si no eres capaz de conseguirlo ni en vacaciones, lo primero que debes hacer es analizar las causas e identificar los síntomas del estrés para tratar de combatirlos.

A veces es difícil conocer las causas del estrés, es posible que incluso formen parte de aspectos de la vida que nos resultan muy gratificantes: una actividad profesional intensa, una relación de pareja excitante o una vida social demasiado agitada, pueden ser lo mejor que te esté pasando en cualquier etapa por la que atravieses, pero también son capaces de disparar todas las alarmas de la ansiedad y el estrés. Por otra parte, hay síntomas emocionales que pueden aportarte mucha información: la irritabilidad, el insomnio, las cefaleas y otros muchos trastornos indican la necesidad de desconectarte y descansar.

Publicidad

La solución, una vez que has identificado el origen y los síntomas, está en intentar contrarrestarlos.

Si estás estresada es porque no te das un respiro. Aprende técnicas de relajación como las basadas en el control de la respiración, el pensamiento o la relajación muscular. También pueden ser útiles tus trucos frente a la ansiedad, el caso es tomar conciencia del estrés y hacer un alto antes de que se desaten los síntomas.