Psicología: aprende a disfrutar de la vida

Si crees que ser feliz y disfrutar de la vida no depende de ti sino de las circunstancias, estás equivocada. Todos debemos aprender a gozar de la vida. El secreto es muy sencillo: vivir el momento presente como si fuese un regalo. Esto exige saber desprenderse del pasado y relativizar la importancia del futuro.

¿Te persigue tu pasado? No puedes permitírtelo. Lo bueno y lo malo, lo que hiciste y lo que no o el daño que te causaron o el que tú causaste no pueden perseguirte toda la vida. El pasado es útil para aprender de los errores, pero hay que saber olvidarlo. Deshazte de los malos recuerdos y deja en un rincón de tu intimidad los buenos, ni unos ni otros deben robarle el protagonismo al ahora.

¿Te obsesiona tu futuro? Tampoco debes permitírselo, ni por el miedo a lo que pueda suceder ni por mucho empeño que pongas en pensar que serás feliz cuando alcances una meta. El futuro es tan incierto que ni siquiera sabemos si lo vamos a vivir, por lo que no se trata de ir a salto de mata, pero sí de darle la importancia justa.

Publicidad

Los pequeños placeres son la felicidad
La compañía de la familia y los amigos, cada etapa del crecimiento de tus hijos o cada momento vital de tu propia existencia son pequeños tesoros que cuando quieras darte cuenta habrán desaparecido.
Por eso tienes la obligación de disfrutarlos ahora: son el presente, la vida y la felicidad.