Alimentos para quitarte años

Frena el paso del tiempo para tu cuerpo, tu pelo y tu rostro con sencillos trucos de alimentación y de estilo de vida.

Lo más popular

Luchar contra el paso del tiempo para que no se refleje en el rostro, el cuerpo o el pelo no es tan difícil como parece. La naturaleza nos lo da todo; por eso, cuanto más nos alejemos de ella, más rápido envejeceremos. Este proceso podría explicarse en dos teorías: la de los radicales libres y la de los telémetros.

Los radicales libres se generan por el ambiente (alimentación, hábitos de vida…), la enfermedad y las reacciones intrínsecas al proceso de envejecimiento. La teoría de los telémetros estudia la pérdida de material genético en los extremos de los cromosomas (los telémetros) con la edad. Son los que protegen al ADN de la degradación y ayudan a preservar su integridad. La cantidad de telémetros viene en nuestro perfil genético y su degradación forma parte de la vida, pero podrás mejorarlo si evitas la exposición excesiva al sol, las infecciones, el estrés o el tabaco.

Publicidad

Para mantener los radicales libres a raya lo mejor es incluir sustancias fitoquímicas. Están presentes en cereales integrales, legumbres, verduras, frutas... Estos compuestos poseen propiedades terapéuticas antioxidantes. Las cumarinas de las zanahorias, perejil o frutas cítricas son también anticancerígenas.

Los flavonoides de las coles, el pepino, el tomate, el tofu, zanahoria, los carotenoides de la espinaca, acelga, el ácido linoleico del pescado, las almendras y las nueces también ayudan. Incluye, además, alimentos con zinc como la calabaza y sus semillas, el sésamo, las ostras, el germen de trigo y los que tienen selenio, como la avena, las judías y algas, por ser uno de los más poderosos antioxidantes.

Lo más popular

Deberían consumirse a diario alimentos con vitamina E, uno de los principales antioxidantes. Lo encontramos en el germen de trigo, la levadura de cerveza... La vitamina C, en cítricos y verduras crudas, es ideal para mantener la sangre en forma.

Claves

Para que los alimentos hagan su labor deben consumirse frescos, de temporada, respetando su tiempo de cocción y, a ser posible, ecológicos.

Además, para hacer frente a los humos del tabaco y de la ciudad protege el hígado con alimentos con sustancias azufradas como la cebolla, el ajo, el puerro o el rábano negro porque  lo detoxifican.

Evita también sustancias como el mercurio que se incluye en algunos pescados.  El horario de las comidas y descanso es fundamental para que las hormonas del estrés no se disparaten y el ejercicio físico suave es clave para ayudar al organismo a eliminar toxinas.