Chequeos médicos a examen

Con el nuevo año, vuelven los buenos propósitos para cuidar nuestra salud. Conoce qué debes examinar para evitar problemas.

Lo más popular

Un chequeo médico se puede definir como un reconocimiento total, tanto físico como químico y radiológico, realizado sobre un sujeto sano para descubrir posibles males o intentar prevenirlos.

Generalmente suelen incluir una exploración física, auscultación y revisión completada con unos análisis y procedimientos radiodiagnósticos. Normalmente, quienes se someten a él son personas sanas que buscan la comprobación de que siguen estándolo. Si tuvieran un malestar concreto, acudirían a un especialista. Se someten a un chequeo movidas por la idea de que siempre es útil el diagnóstico precoz.
 

Publicidad

Revisión periódica de la dentadura y la vista

Entre las partes de nuestro cuerpo que debemos revisar periódicamente están la dentadura y la vista. Solamente nos acordamos del dentista cuando nos duele, y eso es un error grave. Una visita anual al dentista evita problemas posteriores.

En cuanto a la revisión de la vista, debe hacerse, por lo menos, cada dos años o anualmente si usas correcciones (gafas o lentillas).

Lo más popular

La toma de tensión ocular es una buena prevención del glaucoma. Hay que comprobar la visión porque buena parte de nuestro trabajo y nuestro ocio se desarrolla frente a una pantalla.

Qué vigilar en la mujer

Los chequeos para las mujeres deben partir de una revisión clínica normal, con toma de tensión arterial y análisis de sangre que informen al médico de cómo está el colesterol, los triglicéridos y la bioquímica en general, porque muchas féminas suelen tener, con frecuencia, anemia subclínica.

• Mamografía. A partir de los 40 años, se recomienda hacerse una mamografía cada dos años.

• Citología. También se conoce a esta prueba como la de Papanicolau porque es el nombre del ginecólogo que empezó a practicarla. La prueba se basa en obtener células cérvico-vaginales para su análisis. Se trata de ver si hay alteraciones para saber si hay alguna posibilidad precancerosa o de cualquier otra anomalía.

• Corazón. A partir de la menopausia, es importante revisar el corazón porque aumentan los riesgos cardiovasculares.

• Colon. También si has cumplido los 50 años, conviene conocer si hay sangre oculta en las heces ya que esto puede avisar de un problema serio en el colon.

• Osteoporosis. A partir de los 65 años, sobre todo si hay antecedentes o eres una persona de un grupo de riesgo, debes hacerte una densiometría para ver la situación del hueso y la pérdida de masa.

• Pies. También a partir de los 65 años, la mujer debe revisarse los pies ya que suele tener durezas y callos que merman su calidad de vida.

Qué vigilar en el hombre

Los varones deben someterse al mismo examen de salud general que las mujeres: revisión, toma de tensión y analítica.

• Próstata. A partir de los 45-50 años, los hombres deben hacerse una revisión anual de la próstata. El crecimiento de esta glándula, benigno o tumoral, es algo tan común que la vigilancia no puede retrasarse.

• Colon. Como en las mujeres, también es imprescindible la búsqueda de sangre oculta en heces como medida preventiva contra el cáncer de colon.

• Sistema cardiovascular. Sobre todo los fumadores, deber vigilar este sistema con una placa de tórax.