El menú más apropiado para San Valentín

Descubre los alimentos que tienen propiedades afrodisíacas o los que te ayudarán a mejorar tu vida sexual.

El alimento es placer porque la sexualidad aumenta cuando se acompaña de comida. Recuerda, eso sí, que las comidas copiosas no ayudan; comer mucho adormece. Algunos alimentos que podrías incluir en el menú de San Valentín son:

El chocolate: Tiene elementos muy estimulantes como la teobromina y la feniletilamina que ayudan a combatir la fatiga y tonifican el sistema nervioso.

La cebolla: Se recomienda en casos de impotencia y debilidad sexual. Ayuda a mantener la erección.

Publicidad

El aguacate: Se conoce como “árbol del testículo”.

Las gambas: Gracias a la fenilalanina que contienen mejoran el apetito sexual.

La trufa: Considerada afrodisíaca, estimula y sensibiliza la piel.

La nuez moscada: Fue apreciada por las mujeres chinas como afrodisíaco.

El plátano: Tiene potasio y triptófano, importantes para que el cuerpo se relaje. El triptófano es la antesala de la serotonina, la hormona del placer y la felicidad.

Lo más popular

El azafrán: Mejora la circulación sanguínea y aumenta el deseo sexual.

El clavo: Se dice que combate la impotencia.

La vainilla: Su sabor y aroma aumentan la pasión.

El polen: Aumenta el deseo sexual y la libido. Si el hombre lo consume habitualmente aumenta la cantidad de esperma.

La mostaza: Estimula las glándulas sexuales, porque hace que aumente la temperatura corporal.

La maca: Especie de viagra natural. Actúa directamente sobre el flujo sanguíneo. Estimula la libido y el deseo.

Las ostras: Uno de los afrodisíacos más conocidos. Su gran cantidad de zinc hace que se forme testosterona. Ricas en ácido aspártico y aspartato, compuestos efectivos a la hora de liberar testosterona y estrógenos.
Especias: Las especias y los picantes favorecen la vasodilatación. La canela es estimulante, sobre todo cuando se combina con arroz o leche. El azafrán mejora la circulación sanguínea y aumenta el deseo sexual; el clavo combate la impotencia; y el sabor y aroma de la vainilla aumentan la pasión.